¿Problemas con las cañerías? Existen multitud de soluciones o productos de limpieza ecológicos para el hogar. En esta ocasión te dejo cómo hacer un desatascador totalmente casero, bueno para el medio ambiente y para ti mismo. Puedes buscar soluciones naturales, para el problema de atasco en las cañerías.

Hay alternativas a los químicos, como son productos de limpieza ecológicos que van muy bien para limpiar y desatascar tuberías. De esta forma no tendrás que utilizar químicos como la sosa cáustica para desatascar sumideros, cañerías o alcantarillas. ¿Quieres probar?

cañerias
Fuente: Silvia Viñuales

Productos de limpieza ecológicos: Cómo hacer un desatascador casero

Materiales

  • 2 tazas de bicarbonato de sodio
  • 4 tazas de agua hirviendo
  • 1 taza de vinagre blanco (también vale el que tengas más a mano)

Instrucciones

El primer paso es añadir una taza de bicarbonato de sodio, sobre la cañería o el desagüe. Seguidamente vierte dos tazas de agua hirviendo. La reacción de ambos elementos desincrusta y disuelve la grasa, restos de comida y suciedad que hay en el tubo. Deja actuar la mezcla durante unos minutos. Después añade otra taza de bicarbonato de sodio y, por último la taza de vinagre blanco. Ahora tapa el desagüe.

La reacción será de espuma y burbujas, es normal, así que no te asustes. Cuando dejes de escuchar los ruidos propios de la efervescencia, añade las tres tazas de agua hirviendo. Si notas que aún está obstruido, repite el proceso tantas veces como sean necesarias.

Es una gran ayuda, además, utilizar un embolo. Aunque solo con lo mencionado arriba sería suficiente, puede que tu cañería esté demasiado atascada. En este caso además utiliza un desatascador típico negro y manual. Si añades el uso de este artículo ayudarás, con la absorción, a que los restos pegados se extraigan fácilmente.

Por último, debes saber que es bueno realizar cierto mantenimiento de las cañerías para evitar los atascos. Para prevenir la obstrucción puedes limpiar las cañerías, con agua hirviendo, una vez a la semana.