Puff infantil para el salón paso a paso, ya hemos visto muchas versiones de este popular agregado decorativo, una especie de asiento cómodo y relajado que se coloca en cualquier lugar de la casa, y que sirve muy bien cuando no tenemos tanto espacio como para colocar sillas, o simplemente porque a los niños y adultos les encanta. Hoy tenemos una idea genial, que hagas un puf infantil para los niños de la casa ¿qué te parece?

puff infantil
Fuente: Fab Art DIY

Un puff infantil

Para que puedas hacer un puff infantil para el salón paso a paso, necesitas un poco de tela de resistente que debe ser muy colorida y decorativa. Elige un color lleno de alegría porque es un puff infantil que debe encantar a los niños a primera vista. Luego necesitarás un poco de papel para hacer el molde, un lápiz, tijera, algodón para mobiliario para rellenar el puff y una máquina de coser para hacer el mismo.

Es una idea genial que no te costará mucho dinero, al comprar la tela debes cuidar que sea muy resistente porque el puff infantil para el salón es para el uso de los niños y como todos los puff debe estar en el suelo y el roce si no es una tela adecuada puede romperlo rápidamente.

Hacer un puff infantil

Para que puedas hacer un puff infantil en casa, tendrás que imprimir la imagen del molde y luego dimensionar la misma a las medidas que indica, para usar la misma como la base para recortar la tela y luego ir creando el puff. Con la tela lista es hora de cortar y coser para luego rellenar el puff con el algodón. Es importante que el algodón sea adecuado para este tipo de trabajos porque debe darle forma y comodidad al puff.

Cuando hayas cosido bien el puff infantil para el salón, está listo para usarse, coloca el mismo en el salón, será una gran alternativa para decorar y también para agregar un detalle que es práctico y que permitirá usar de asiento no solo para los niños de la casa, sino cuando hay pequeños invitados, porque es algo cómodo pero también muy divertido.