Cuando vamos a decorar nuestro hogar, los colores tienen mucho qué decir. Para integrar ambientes, para crear diferentes y llamativos efectos visuales, en la transmisión de sensaciones… los colores se deben seleccionar con sumo cuidado pues una elección errónea puede convertir la decoración del hogar en todo lo contrario a lo que buscamos.


Un truco muy básico, es saber distinguir o por lo menos que existen los colores cálidos y los colores fríos. Según la combinación provocarán efectos y sensaciones muy diferentes.

Dentro de los colores calidos podemos encontrar el rojo, el amarillo y todas sus variantes; y dentro de los colores, denominados fríos, podemos encontrar los azules y verdes y todas sus variaciones.


Ahora que sabemos esto, debemos lograr siempre o casi, un efecto armónico. Para ello se recomienda mezclar los tonos frios con los frios, y los tonos más calientes, con los calientes.

Por el contrario, cuando buscamos realtar algún elemente de la habitación podemos mezclar tonos de ambos conjuntos.

Dentro de estas combinaciones, podemos citar algunas clásicas como la parejita de blanco y negro, esto permitirá marcados contrastes. En cambio, blanco sobre blanco nos proporcionará una sensación más delicada.

Los factores a recordar, cuando queramos pintar y dar un nuevo look a nuestro hogar serán: dimensiones de la vivienda, cantidad de luz natural, la orientación del espacio, tipos de mobiliario, ambiente deseado y efecto buscado.

Con todo esto, aquí os dejo algunas imágenes para que os hagáis idea de algunas combinaciones de colores. Felices Reyes!!