Esta primavera entra en tus planes reformar tu baño, hacer esa puesta a punto que está pidiendo a gritos. Seguro que tienes muy claro y planificado todos los cambios a realizar. Desde sustituir los azulejos a poner otro suelo y, por fin, estrenar sanitarios. Ahora bien, sobre la marcha quizá aparezcan ciertos contratiempos que ni imaginabas. Errores que se pueden evitar para que la reforma no sea un quebradero. Te los cuento.

reformar tu baño
Fuente: archiexpo

Reformar tu baño para hacer de él un espacio comodísimo pero sin renunciar a su potencial decorativo. Ahora es el momento de introducir las ideas que has ido fichando en tus diferentes fuentes de consulta: revistas, blogs especializados, y las últimas novedades de tus fabricantes favoritos. Todo suena muy bien, siempre que no pierdas de vista sus posibilidades espaciales reales y que cuides al máximo su seguridad. Antes de empezar, no cometas desastres como los siguientes.

Reformar tu baño sin contratiempos

Fuente: Porcelanosa

El proyecto de reformar tu baño tal vez comience por renovar el suelo antiguo. Si no lo has cambiado nunca lo normal es que se encuentre algo castigado por el uso. Como mínimo tendrá algunos desconchones o huellas de manchas imposibles por mucho que te esmeres en su limpieza. Además es la manera perfecta de dar un aire más moderno al baño si apuestas por una solución decorativa innovadora, como las que acabas de descubrir en los espacios de Casa Decor 2019. Tienes claro que te apetece poner un vinílico que de color y un sabor vintage a la estancia.

La elección es perfecta para reformar tu baño con él porque los revestimientos vinílicos ofrecen una instalación sencilla sobre el pavimento anterior, es decir sin apenas obras. Pero cuidado con colocarlos si el suelo original no está totalmente liso y libre de desniveles. Si es un pavimento cerámico o de mármol, lo más probable es que tenga bastantes juntas que se notarán sobre él, ya que este material tiene un grosor fino.

También te puede interesar:  Como decorar, con una impresora y algunos papeles
Fuente: Serart

No habías contado con este contratiempo. La solución es muy sencilla y necesaria. Consiste en preparar la superficie con una pasta autonivelante: la dejará plana y lista para extender sobre ella tu nuevo pavimento. Los dibujos que hayas elegido se lucirán sin una sola marca a la vista.

Cuidado con los azulejos pequeños

Fuente: Platodeducha

Si el sentido práctico prima al reformar tu baño, piensa muy bien qué azulejos pondrás al alicatar de nuevo las paredes. En concreto, qué tamaño te garantizará un mantenimiento rápido si no quieres invertir demasiado tiempo en que estén relucientes. Aunque desde hace unos años decorar con baldosas pequeñas es tendencia  por su belleza estética, quizá no sea lo que vas buscando. Una vez colocadas implicará limpiar metódicamente sus juntas, que por cierto serán numerosas. Sobre todo en la zona de la bañera y donde se genera más humedad requieren una limpieza mayor y continua porque tienden a oscurecer.

Fuente: Cerámicas Gala

Plantéate otras alternativas que son igual de bonitas. Existen porcelánicos con formatos grandes y cantos rectos para que apenas se noten las uniones al colocar las piezas. Quedan como si fuera una superficie continua, que transmite limpieza y amplitud. Si además las escoges de colores luminosos, el baño ganará en claridad, una gran ventaja si no tiene luz natural. O el baño está integrado dentro de tu dormitorio y buscas un hilo conductor.

También puedes optar por una solución intermedia, jugar con piezas cerámicas del tamaño rectangular de toda la vida y exhibirlas solo en el frente del lavabo. Una idea original para reformar tu baño.

No a los sanitarios poco accesibles

Fuente: Porcelanosa

Ahora que has decidido reformar tu baño merece la pena invertir en otros sanitarios, seguro que se han quedado obsoletos. Esas soluciones y diseños que te garanticen usarlos y acceder a ellos fácilmente, sin barreras ni temor a sufrir accidentes. Si tienes ducha, no dudes en decantarte por un plato sin bordillo en lugar de los convencionales. Tal vez no habías caído en que la altura de éstos, por mínima que sea, puede llegar a ser un obstáculo insalvable en un momento determinado.

También te puede interesar:  Grifo Hansa: diseño, elegancia y ahorro

Los platos a ras de suelo no solo son la mejor elección cuando hay personas mayores o con movilidad reducida en casa. Facilitan muchísimo a todos acceder a la zona de la ducha, y si el baño es pequeño contribuirá a que el espacio se vea más despejado. Así son los platos de ducha de carga mineral. Te sorprenderá encontrar modelos que tan solo poseen 2,5 cm de grosor. Otra de sus ventajas es que permiten una adaptación total al hueco que tengas, pues se cortan en el momento.

Pero quizá eres de los que termina el día con un momento relajante en la bañera. Aprovecha el proyecto de reformar tu baño para hacerla más segura con un tratamiento antideslizante que incluso puedes aplicar tú. Es muy probable que en su día no pensaras en la importancia de este aspecto. Y desde luego, si vas a sustituirla por un modelo de última tecnología o algún diseño de las nuevas bañeras exentas, cerciórate de que el fabricante lo ha incorporado.

¿El lavabo? dos mejor que uno

Fuente: Leroy Merlin

Otra de las grandes decisiones al reformar tu baño será la elección del lavabo. Seguro que te has decantado por un diseño acorde con tus gustos estéticos y que encaja como un guante en el espacio que tienes. Pero ¿te has parado a pensar que quizá te interese incluir dos elementos si sois dos en casa? A primera hora de la mañana el baño se convierte en el lugar más concurrido, donde necesitamos hacer varias tareas a la vez frente al espejo y no siempre es fácil. Aunque no lo creas, es una decisión inteligente que te hará ganar tiempo y comodidad, siempre y cuando cuentes con sitio suficiente en la encimera.

También te puede interesar:  Suelos modernos para casa, ¿cuál elegir?

Hoy en día existen lavabos muy pequeños, de forma cuadrada u ovalada, que son perfectos para colocarlos alineados. Eso sí, será necesario hacer una sencilla instalación de fontanería para llevar un punto de agua hasta él. Un nuevo cambio de idea para reformar tu baño sin imprevistos de última hora.