Desde hace algún tiempo las maletas se han puesto de moda… Y no a la hora de viajar, sino en la decoración.

Lo cierto es que las maletas son un elemento que la mayoría utilizamos una o dos veces al año, a lo sumo, cuando viajamos.
Se trata de elementos con dimensiones relativamente grandes que restan mucho espacio. Y eso es algo que se nota especialmente en las casas pequeñas. Es por ello que hoy os damos una nueva idea para sacar el máximo partido a las maletas.

Al tratarse de elementos relativamente grandes, la ventaja es que también ofrecen una gran capacidad de almacenaje, por lo que se puede convertir perfectamente en un aliado a la hora de ordenar cualquier estancia.

maleta

Si te fijas en la imagen superior; a una vieja maleta, con sólo añadirle unas ruedas, se ha logrado convertirla en todo un cajón de almacenaje.Un cajón de almacenaje que, si no dispones de un gran vestidor, podrías utilizar para guardar las sábanas, los edredones, cortinas, etc. Además, si cuentas con una cama que te lo permita, puede guardar la maleta justo debajo de la cama; de esta forma no sólo contarás con un espacio de almacenaje extra, sino que además ese espacio de almacenaje no restará espacio a la estancia.

Esta es una idea que puedes aplicar, no sólo a los dormitorios, sino a cualquier otra estancia de la casa. Y si no dispones de un rincón en el que colocar la maleta sin que se vea y ocupe espacio, siempre puedes apostar por colocarla a la vista y utilizarla como un elemento decorativo más.