Qué sillón necesitas según tu físico

Un sillón no tiene por qué hacer juego con tus sofás actuales, pero debe complementarlos y, por supuesto, ¡ser cómodo! Y recuerda que un sillón no es sólo para el salón: un sillón elegante y bien colocado también tiene cabida en otras estancias de la casa, como el dormitorio o el pasillo.

Pero para elegir un sillón tendrás que tener en cuenta distintas variables. A diferencia de lo que ocurre al elegir un sofá, donde normalmente tendrías que considerar el tamaño para acomodar a otras personas y sus gustos, puedes escoger el sillón que mejor se adapte a tus propias necesidades y preferencias.

En la tienda online Sillonea seguro que podrás encontrar el sillón más cómodo que se ajuste a ti como un guante. Pero de todos modos en el artículo que te traemos te damos unos consejos para escoger el sillón perfecto según tu físico.

Cómo encontrar el sillón adecuado para cada físico

Encontrar un sillón que sea cómodo implica tener en cuenta tu altura, tu peso, la forma en que te sientas y tu centro de gravedad. Para que sea cómodo, el sillón debe ajustarse perfectamente a tu tamaño y forma.

Para ayudarte a decidir qué sillón se adapta mejor a tus necesidades, echa un vistazo a los aspectos clave que debes tener en cuenta.

El sillón ideal para personas altas

Cuando pensamos en el sillón ideal para que se siente una persona alta, lo primero que nos viene a la cabeza son modelos grandes. Los sillones con un respaldo más largo o alto sostendrán a una persona más alta y le permitirán sentarse cómodamente.

En cuanto a la profundidad del asiento, la ideal para un sillón destinado a personas altas debería ser de unos 75 cm y una altura de al menos 75 a 100 cm, según se ha comprobado. Aunque tus piernas sigan sobrepasando el borde del asiento, es muy importante que el sillón en el que te sientes tenga profundidad para proporcionar la comodidad esencial.

La altura de un sillón depende de la persona que se siente en él, pero te recomendamos un respaldo más alto para apoyar en el armazón todo tu cuerpo, como los que puedes encontrar en Sillonea.

El sillón perfecto para personas pesadas

Si eres una persona más pesada, la verdad es que la mayoría de los muebles del mercado actual sólo son capaces de soportar unos 100 o 120 kg. El número de opciones disponibles que aguanten más peso disminuye rápidamente, y lo poco que hay tiende a ser poco atractivo. La buena noticia es que si estás buscando sillones anchos, en Sillonea hay opciones robustas y atractivas.

Al comprar un asiento tendrás que asegurarte del peso que es capaz de aguantar, busca un sillón resistente con una capacidad un poco por encima de lo que crees que necesitas. Es importante que busques sillones sin muchos muelles ni holguras, para que se sientan sólidos y resistentes.

También te puede interesar:
6 consejos de color que cambiarán tu hogar 

Un sillón cómodo para sentarse, pero del que cueste levantarse no será el favorito de nadie, sobre todo si es corpulento y se tienen problemas articulares. La altura del sillón que necesitas se basa en tu estatura y en tus preferencias personales, así que asegúrate de medir el sillón que ya tienes para saber qué buscar.

El sillón indicado para gente baja

Si eres de baja estatura, es una lucha diaria intentar encajar en un mundo que, bueno, parece estar hecho para los de estatura media. Para gente bajita o menuda puede ser difícil encontrar sillones adaptados a su tamaño y, muchas veces, las opciones son bastante limitadas. Menos mal que en Sillonea disponen de una sección dedicada exclusivamente a sillones más pequeños.

Debes tener cuidado con la profundidad del asiento, si eres de estatura baja y te gusta sentarte erguido sin que los pies se levanten del suelo, quizá debas optar por una profundidad menor, como los 50 cm. En cuanto a la altura del asiento, entre 45 y 50 cm deberían servirte bien y evitar que tus pies queden colgando.

La altura y la profundidad de un asiento están muy ligadas entre sí en relación con la comodidad. Por ejemplo, si la altura del asiento de tu sofá es baja, puedes aumentar la profundidad y seguir sentado cómodamente. Y viceversa, cuando el asiento sea menos profundo, podrás tener un respaldo más alto. A medida que aumenta la altura, la profundidad del asiento tendría que ser menor para lograr una comodidad óptima.

El mejor sillón para ancianos y personas con movilidad limitada

Tanto para las personas mayores que ya no pueden moverse como antes, como para las personas con problemas de movilidad, encontrar el sillón adecuado puede ser bastante complicado. Hoy en día la mejor opción es un sillón elevador.

Para elegir el sillón perfecto, asegúrate de que las dimensiones de tu asiento son las correctas. Un sillón demasiado grande o pequeño para ti puede empeorar y complicar más la movilidad. Además, si tienes movilidad limitada, es importante asegurarte de que tu sillón te proporciona buen apoyo en los lugares adecuados.

A la hora de encontrar los mejores asientos para personas con movilidad limitada hay que tener en cuenta la tapicería. El tejido debe ser suave, cómodo, cálido y antideslizante. Lo mejor es evitar los materiales que provocan sudoración, como el vinilo, ya que tu sillón puede volverse resbaladiza e incómoda.

Encontrar el sillón perfecto o ideal es, sinceramente, un poco subjetivo. Pero contar con la opinión y los consejos de los expertos y tomarte tu tiempo para elegir un buen sillón, puede ayudarte a garantizar el sillón adecuado para tu relax ahora y durante muchos años.

Últimos artículos

Scroll al inicio