Pequeñas reparaciones en casa que puedes hacer tu mismo

En la casa siempre surgen pequeñas reparaciones que no requieren grandes conocimientos y que puedes hacer tu mismo. A continuación te mostramos una guía de las averías más comunes que se pueden solucionar fácilmente.

Pequeñas reparaciones: reparar grietas en la pared

Pequeñas reparaciones en casa que puedes hacer tu mismo 1
Pequeñas reparaciones en casa que puedes hacer tu mismo 8

Las grietas son pequeñas fisuras que tiene fácil arreglo, solo si cruzan toda la pared debes llamar a un profesional. Con una espátula o destornillador abre más la grieta en forma de V y elimina la pintura levantada. Rellena la grieta con masilla flexible, una vez que este seca, alísala con masilla por encima con la ayuda de un espátula. Cuando este seca lija la superficie hasta que quede lisa, limpia con un paño y pinta. Es una de las pequeñas reparaciones que puedes solucionar fácilmente.

Fregadero atascado

Pequeñas reparaciones en casa que puedes hacer tu mismo 2
I

Es frecuente que el fregadero de la cocina se pueda atascar. Es una de las pequeñas reparaciones en la cocina que puedes hacer tus mismo sin necesidad de un profesional.

Comprueba si el sifón del fregadero tiene suciedad acumulada. Con un cubo debajo abre el tapón y deja que se vacié. A continuación limpia el tapón y lo que puedas del interior con un trapo con desengrasante. Coloca de nuevo el tapón y comprueba que el agua circula bien.

Arreglar una puerta descolgada de los muebles de cocina

Pequeñas reparaciones en casa que puedes hacer tu mismo 3
Pequeñas reparaciones en casa que puedes hacer tu mismo 9

Con el paso del tiempo las puertas de los muebles de cocina pueden llegar a descolgarse, quedando descuadradas con el resto. Es una de las pequeñas reparaciones que tiene fácil solución. Solo habrá que atornillar ligeramente los tornillos de las bisagras. Si estuvieran muy estropeadas o viejas sustitúyelas por unas bisagras nuevas que coincida con los orificios de la puerta.

Cómo arreglar una persiana

Pequeñas reparaciones en casa que puedes hacer tu mismo 4
Pequeñas reparaciones en casa que puedes hacer tu mismo 10

Una persiana se puede atascar por varios factores: que una lama este rota, que el eje no este nivelado, que haya que cambiar la cuerda…

Comienza quitando la tapa del cajón de la persiana para comprobar si el eje está bien nivelado. Utiliza un nivel para ver si esta recta, sino lo estuviera habría que nivelarlo.

Si alguna lama estuviera rota, retírala por un lateral hasta extraerla y sustitúyela por una nueva.

Para cambiar la cuerda debes retirar la tapa del cajón, soltar los cogedores o tirantes de la persiana, desentornillar el eje y sacarlo. A continuación sueltas la cuerda del disco. Después desmontas el recogedor con un destornillador coloca la cinta nueva como estaba la vieja. Coloca el eje en su soporte y engancha los tirantes de la persiana y compruebas que tirando de la cuerda el eje se mueve bien. Mete la cinta en el recogedor y colócalo en el hueco, atorníllalo y coloca la tapa de la caja. Es una de las pequeñas reparaciones sencilla de solucionar.

También te puede interesar:
Idea. Organiza tu Hogar

Reparar un grifo que gotea

Pequeñas reparaciones en casa que puedes hacer tu mismo 5
Pequeñas reparaciones en casa que puedes hacer tu mismo 11

Si el grifo de la cocina o del baño gotea, puedes solucionarlo fácilmente sin tener que llamar a un fontanero.

Para un grifo de dos mandos solo tendrás que cambiar las gomas. Para ello corta el agua, retira el embellecedor del grifo, desenrosca el tornillo que sujeta la junta y sustituye la goma por una nueva.

Si el grifo es monomando necesitaras cambiar el cartucho. Debajo de la palanca del monomando hay un tapón de plástico. Con un destornillador levántalo y afloja el tornilla, saca la caperuza y el embellecedor. Con cuidado afloja la tuera que bloque el cartucho y los desenroscas, lo retira y lo sustituyes por un cartucho nuevo. Vuelve a montar el grifo y comprueba que funciona correctamente. Es una de las pequeñas reparaciones que se puede solucionar sin llamar a un profesional.

Puertas que rozan con el suelo

Pequeñas reparaciones en casa que puedes hacer tu mismo 6
Pequeñas reparaciones en casa que puedes hacer tu mismo 12

Las puertas de paso de la casa con el tiempo pueden llegar a rozar el suelo. Esto se debe a varios factores, uno de ellos es el calor que hace que la madera se dilate y roce el suelo en los meses más calurosos. Generalmente las puertas están preparadas para esta dilatación pero puede haber modelos mal fabricados.

Otra razón es que se haya instalado un suelo flotante y roce con la puerta. Una solución es rebajar lijando el bajo de la puerta o añadir arandelas en las bisagras que harán que se eleve un poco evitando el roce. Si la bisagra no permite añadir arandelas abra que lijar o recorta el bajo de la puerta. Es una de las pequeñas reparaciones en casa que es sencilla de arreglar.

El inodoro pierde agua

Pequeñas reparaciones en casa que puedes hacer tu mismo 7
Pequeñas reparaciones en casa que puedes hacer tu mismo 13

Si el inodoro pierde agua hay solucionarlo rápidamente. Corta la llave de paso del agua. Pulsa la descarga para vaciar complétame la cisterna. Desenrosca y levanta el pulsador, quita la tapa de la cisterna. A continuación desenrosca la válvula de descarga y revisa la junta de estanqueidad, si está mal cámbiala, seca la zona, monta la válvula de nuevo, abre la llave de paso y comprueba que no hay fuga de agua en el inodoro. Si el problema persiste habrá que cambiar la válvula.

¿Qué te ha parecido esta guía de pequeñas reparaciones en casa que puede hacer tu mismo?

Últimos artículos

Scroll al inicio