Si buscas una manualidad para decorar el dormitorio de los más pequeños y, además, que sea funcional.. hoy te presentamos La Ranita Cuentista!! Una vez terminada, la Rana cuentista, se compone de un cilindro que servirá para guardar pequeños cuentos -enrollados- de una forma divertida.


Los materiales que necesitaremos serán los siguientes:

Un cilindro de cartón de los de papel de cocina,

cartulina,

pintura verde,

pincel,

una bola de corcho de las de cisternas de agua,

dos bolas de madera o plástico,

dos palitos de madera de los de pinchitos,

tijeras,

pegamento

y para las manos y pies la plantilla que puedes desargar AQUÍ.

Lo primero que haremos es cortar a lo largo el cilindro de cartón. Ahora pegaremos en los extremos una cinta de cartulina. Recuerda dejar una separación de, al menos, 1 cm. Asi evitaremos que el cilindro se abra más de la cuenta.

Ahora recortaremos los pies y las manos. Justo en la base de los pies, pegaremos una tira de cartulina en forma de círculo. Procura que el ancho sea un poco menor del ancho del cilindro , de esta manera lograremos que encaje en el mismo.

El siguiente paso es adherir la bola de corcho y la madera para formar la cabeza de la rana. Así, dibujaremos los ojos y la boca, pinta todo el cuerpo en color verde!

En este link, encontraremos un cuento llamado el sapo egoista de Actiludis, podemos imprimirlo y pegar los extremos en un palito de madera o enrolladlo e introducirlo en la ranita.


Via: actiludis.com

Compartir
Artículo anteriorDetalles navy en la decoración
Artículo siguienteEn el techo de la decoración
Silvia Martínez Casares
Diplomada en Educación social; técnico en laboratorio de imágen; tengo mucha experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria... etc. Además soy peluquera.. cosas de la vida! Por otro lado me encanta dibujar, la fotografía, la música, leer por la noche, Moto GP, la danza y claro está escribir (Tengo algunos cuentos y relatos cortos)... entre muchas otras cosas!