Si quieres realizar la técnica de patinado sobre alguna superficie existen algunos pasos que debes tener en cuenta. Hoy nos referiremos a algunos consejos para llevarla a cabo sobre una superficie de yeso.

Cuando hablamos de patinar un objeto nos estamos refiriendo a aplicarle una pátina gracias a la cual se obtiene un acabado final que le brinda apariencia de gastado, viejo. Además se usa cuando se busca acentuar los relieves, oscurecer los huecos y darle un mayor realce a el moldeado. La base que se usa en el patinado es de cera o de pintura, así se logran piezas con envejecimiento artificial, un efecto visualmente estético y diferente.

Realizar un patinado
Fuente: Carme Garcia

La técnica de patinado se puede realizar sobre diferentes superficies como madera, hierro, cerámica, yeso, muebles, paredes. Hoy te contaremos cuáles son los pasos que debes seguir para que el trabajo luzca prolijo.

Materiales necesarios para realizar un patinado

Para realizar la técnica de patinado necesitamos algunos materiales, entre ellos encontramos: sellador base, pincel, trapo de algodón.

La base del objeto tendrá que contar con una capa de pintura o pátina deslice, lo que nos permitirá traslucir el tono de fondo. En el caso de las superficies porosas se aconseja usar algún producto que actúe como sellador. Así se podrá trabajar la pátina antes de absolverla del todo.

Te aconsejamos usar goma laca, un producto ideal para sellar la superficie del yeso. Tiene la ventaja de tener un secado rápido.

La pintura que vayamos a usar para la pátina puede ser variada, la elección dependerá del acabado final que se quiera dar. Normalmente se trabaja con cera en pasta virgen mezclada con una parte de óleo u otro pigmento en polvo para darle color, por ejemplo tiza de colores molida.

También se puede usar Betún de Judea, un producto fácil de conseguir en librerías o comercios de artesanías.

Cuando esté la base preparada comenzaremos a pintar la superficie con Betún de Judea, o pintura para pátina. Se aplica por pequeñas regiones del objeto, esto es importante para que se pueda pasar de inmediato al trapeado sin que se seque la pintura.

El trapeado debemos realizarlo sin perder tiempo y alternando con la pátina. Empezaremos a retirar la pintura o cera de las caras del objeto dejando que quede manchado los bajos relieves o huecos.

Existen diferentes maneras de trapeado, dependiendo del resultado que se quiera alcanzar.

Con estos simples pasos obtendrás un trabajo terminado. Si quieres proteger la pieza podrás colocarle dos mano de barniz mate o brilloso.