En el centro de alguna superficie, ya se al propia mesa para comer, como otra cualquiera… podemos recrear una estupenda decoración de Halloween. Lo ideal es intentar recrear un lugar macabro, para todas tus visitas, con algunos frascos y botes viejos, de esta forma haremos el máximo realismo.

Estos botes los llenamos con agua turbia o podemos realizar algunos fluidos sangrientos con agua y conservantes. También podemos llenar la mes con insectos de plástico o trozos que simulen ser del cuerpo humano.

Las máscaras de halloween son muy importantes, también podemos añadir algunas calaveras, ojos sueltos o en frascos, cabeas reducidas -estas son faciles de hacer con algunas manzanas peladas y tallando los rostros-

Para acabar pon un recipiente grande, de cristal, y colocamos en el interior algunas velas de diferentes tamaños. Estas velas, al ir derritiendose, la cera caerá en el agua creando siniestros surcos, típicos de las casas encantadas..

Tapa algunos botes con trapos rotos y compra algo de telaraña. Si te encanta Halloween, de esta forma realizaremos una ambiente terroríficamente divertido!


Compartir