El arte es una de esas cosas, que si no existiera,  creo que me resultaría difícil vivir sin ella. La mona lisa, los girasoles de Van Gogh y la visión surrealista de el gran Salvador Dalí… Hoy me encantaría mostraros como hacer una obra del estilo de Dalí ¿quieres saber de qué se trata? ¡Echa un “vistacillo”!


Hoy me gustaría mostraros cómo hacer un reloj al estilo Dalí… si, sí y no hay que pintarlo ni nada por lo que no me vale que no se os da bien ¡el pincel!

Esto es una manualidad con todas las letras y muy sencilla, por cierto. Los materiales que necesitamos son:

  1. Un disco de vinilo – este paso me supone un dilema pues me encanta la música…  y si es en disco de vinilo… uí ahí tocamos algo sagrado- Pero seguro que hay por ahí alguno que otro que no podemos ni escucharlo así que os propongo un uso mejor.
  2. La maquinaria de un reloj con ¡agujas!
  3. Método de calor, preferiblemente un horno o un microondas.
  4. Guantes de amianto o un trapo que evite que nos quememos, pero es muy importante que sean completamente lisos para ¡no dejar marca!

El procedimiento es muy sencillo y fácil. Para comenzar cogemos el vinilo y lo horneamos un rato. ¡sí! Así es como se hace es el procedimiento más rápido y con unos resultados asombrosos. Cogemos el vinilo y lo ponemos en la placa, debemos dejarlo durante unos minutos. Debemos observarlo constantemente para no pasarnos de calor vaya que se acabe rompiendo y no obtengamos los resultados que deseamos.

Una vez listo abrimos el horno y con cuidado de no quemarnos cogemos el vinilo con los guantes o un trapo liso y lo ubicamos donde quiera que vayamos a ponerlo. En este caso al borde de una chimenea, aun estando caliente el reloj adquirirá la forma.

Una vez ubicado dejar que se enfríe. Cuando esté completamente frío debemos colocarle la maquinaria del reloj y voilà ya tenemos nuestro reloj al estilo Dalí. ¿Qué os parece? ¿Sencillo no? Y con un aspecto ¡espectacular!