Cómo lavar la tela de tapicería

-

- patrocinador -

Saber cómo lavar la tapicería del hogar es fundamental para poder mantener tu hogar limpio y en buen estado. ¿Te imaginas que se te derrama una taza de vino o café encima de la tapicería del sofá y no sabes cómo limpiarlo?

Las manchas son algo común en los tapizados de la vida cotidiana. Por lo tanto, mantener los muebles en perfecto estado no siempre es tarea fácil. Además, lavar la tapicería también debe convertirse en una parte habitual de la vida… ¡solo así conseguirás mantenerlo en buen estado!

- patrocinador -

Algunas telas se pueden lavar en la lavadora, por lo que puedes quitar las fundas de los cojines y lavarlas en la lavadora de tu casa. Otras telas se pueden limpiar con las soluciones recomendadas por el fabricante de los muebles.

Antes de lavar la tapicería, siempre tienes que revisar la etiqueta para saber cómo es mejor que puedas lavarlo. Si no haces esto, podrías equivocarte y utilizar la forma de lavado incorrecta y estropear la tapicería. Incluso hay empresas que indican que es mejor contactar con un profesional para el lavado.

En este último caso, tendrías que contactar directamente con un profesional antes de intentar limpiarlo por tu cuenta, vaya que lo estropees y no haya más remedio que cambiar la tapicería entera.

Frecuencia de limpieza

La limpieza de la tapicería, incluido el lavado de la tela, es un trabajo que puede variar en frecuencia. En un mundo ideal, aspirarías los muebles tapizados una vez a la semana y harías una limpieza completa una vez al mes… Pero esta no es la realidad.

Si prefieres que te limpien la tapicería de manera profesional, considera contratar a un técnico de limpieza certificado cada uno o dos años. De lo contrario, puedes seguir los pasos que te comentamos a continuación para limpiar la tapicería tú mismo.

Quitar el pelo de mascota

Tendrás que ponerte un par de guantes de goma y pasarlos por la tapicería para quitar el pelo de la mascota y así poder aspirarlo más fácilmente.

Aspirar la tapicería

Usa el accesorio de tapicería en tu aspiradora, moviéndolo de izquierda a derecha en líneas cortas y superpuestas. Cambia a la boquilla para rincones y aspira entre las costuras y debajo de los cojines.

Tratar las manchas

Ataca las manchas con el limpiador apropiado a base de agua o solvente. Deja que el limpiador se hunda y luego sécalo con un paño de microfibra. No frotes la mancha, ya que la acción podría empujar la mancha más hacia la tapicería o dañar la tela.

Lavar la tapicería

Combina media cucharadita de jabón para platos transparente y agua tibia en un balde pequeño, espumando la mezcla para crear espuma. Sumerge un cepillo de tapicería en la espuma y pásalo suavemente por la tapicería. No mojes la tela. Termina el trabajo limpiando la tela con un paño limpio y húmedo. Antes de sentarte sobre el mueble tapizado, déjalo secar por completo.

Lavar tapicería en una máquina

Las fundas de tapicería que se pueden quitar deben pasar dos pruebas para garantizar que se puedan lavar en una lavadora: Primero, la tela debe estar preencogida; segundo, debe ser una tela que no destiña.

Si la tapicería no está preencogida, lavarla en la lavadora encogerá la tela y hará que sea difícil o imposible volver a colocar las fundas de los cojines o en los sofás. Eso hace que sus muebles existentes sean casi inútiles a menos que compres cubiertas nuevas. La etiqueta del fabricante debe indicar si la tela está preencogida o no.

Para saber si la tapicería no destiñe, coge un paño blanco húmedo y frótalo sobre la superficie tapizada. Si el color se desprende del paño, es probable que la tapicería no sea resistente al color y un profesional deberá encargarse de la limpieza de los muebles.

Al lavar, evita el agua tibia o caliente, ya que el agua fría es más suave para las telas. Usa el ciclo delicado para el primer lavado para darle la menor cantidad de agresión. Comprueba cómo se mantiene la tela en el ciclo de lavado para saber si es lo suficientemente resistente para futuros lavados.

Secar la tela de tapicería es igualmente importante y requiere una instrucción cuidadosa. No coloques una funda en la secadora porque podría encogerse o desteñirse, incluso si se lava bien.

Es mejor que lo coloques en la secadora o que lo pongas a secar al aire, pero sin encogerlo. Sácalo antes de que esté completamente seco, así que no lo pongas en un ciclo largo (en la secadora). Deja que las telas de los cojines se sequen al aire libre, por ejemplo.

Quitar las manchas de la tapicería

Ciertas manchas son más difíciles de quitar que otras de los muebles tapizados, pero comienza por tratar las manchas con un limpiador a base de agua o solvente, según los códigos de limpieza de los muebles. Seca la mancha con un paño de microfibra y si hace falta con un secador de aire frío.

Recuerda que ante cualquier duda, acude siempre a un profesional para que te limpie o tapice de nuevo tus muebles.

- patrocinador -
Maria Jose
Maria Jose
Maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. En un aprendizaje continuo...haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo.