Si miramos esta habitación no pensamos que está demasiado desordenada, ni demasiado vieja, ni demasiado desastrada, es una habitación normal, pero ¿se podría mejorar? Claro que se podría mejorar, todo es mejorable, salvo excepciones. Bueno en realidad un poco desordenada si que está, y habría que empezar por este punto para conseguir el resto.

dormitorio restauración

La artífice de esta obra es Georganne, una lectora de la web Design Sponge. El cambio principal ha sido la pared del fondo, pintada de color azul y con unos troncos que alcanzan desde el suelo hasta el techo, y de los que salen una pequeñas flores. No sabemos si estos troncos están pintura o vinilo, pero de todas formas el resultado es espectacular. La cama no tenía cabecero antes y tampoco lo tiene ahora, sin embargo dos de estos troncos quedan justo a los lados delimitando la zona.

dormitorio restauración2

Las mesillas han sido otro de los cambios. Se han eliminado las que había con un tono más clásico y se han incorporado una más actuales, compradas en Ikea y con los cajones pintados de blanco. La ropa de cama termina de completar el cambio. Además de esto, el hecho de que la persiana esté abierta y la habitación recogida influye bastante, por no mencionar la ausencia del perro.

Vía: Design Sponge