Hay poca gente a la que le gusta limpiar la casa. Yo, precisamente, odio hacer este tipo de tareas, pero hay que llevarlas a cabo si no queremos vivir en una pocilga. Siempre hay utensilios que nos ayudan a hacer más sencillas estas tareas, pero nada como lo que acabo de descubrir. Se trata del aspirador inteligente Roomba 691 de la compañía iRobot, un aspirador que se encarga de limpiar la casa por ti, desentendiéndote completamente de este tipo de acciones domésticas y con la garantía de que el suelo quedará totalmente limpio.

Roomba 691, el robot pensado para toda la casa

Cuando abrí el paquete donde venía el aspirador Roomba 691, lo primero que me llamó la atención fue su reducido tamaño. Mide aproximadamente 10 centímetros de alto, lo que es ideal para limpiar por debajo de las camas o muebles donde un cepillo tradicional no llega. Una vez que ya lo tenía ante mis ojos, el siguiente paso era empezar a utilizarlo. El problema fue que la batería del robot venía descargada por lo que tuve que esperar cerca de tres horas para que estuviera cargada completamente, una espera que valió la pena tras ver el resultado final.

Para la carga de la batería, se cuenta con una estación de carga. La debemos tener conectada en un sitio accesible para el robot ya que acudirá a ella cuando se esté acabando su batería o una vez terminado el ciclo de limpieza.

Tecnología iAdapt

Uno de mis mayores temores, era saber que ocurriría con la escalera, saber si el robot sería capaz de detectar el peligro y alejarse de él. Efectivamente esto fue así, gracias al uso de tecnología iAdapt y al uso de varios sensores. Todo esto también hace que este aspirador limpie toda la superficie haciendo el menor número de pasadas posible.

También te puede interesar:  Estanterías caseras gracias a Bricofans

Otro de los elementos que incorpora el kit es una estación que mediante un sensor indica al Roomba 691 el límite hasta el cual tiene que limpiar. Esto es ideal para indicarle que tiene que limpiar una determinada habitación pero sin salir de ella o para que no entre en lugares que no nos interesan. Para conseguirlo, se pondría en la puerta y este actuaría como barrera.

A destacar también el modo de limpieza intensiva que incorpora. Si se detecta que en una zona se acumula mayor cantidad de suciedad, el robot realizará un mayor número de pasadas para dejarla reluciente.

Aplicación móvil para su manejo

Vivimos en una sociedad en la que estamos conectados a Internet a todas horas. Roomba 691 no iba a ser menos y por ello incluye conexión WiFi para ser manejado desde la aplicación móvil creada para tal cosa.

Esta aplicación está disponible tanto para Android como para iOS, siendo su uso muy sencillo. Una vez que la tenemos instalada, lo único que debemos indicar será los datos de acceso a nuestra conexión WiFi de la casa. Una vez configurada, nos aparecerá un gran botón en el centro, similar al que tiene el iRobot en su parte superior, y que sirve para poner en marcha el dispositivo y también para pararlo.

Además de este botón, también nos encontramos otros tres más pequeños en su parte inferior:

  • Botón de la izquierda: Sirve para mostrar el historial de uso. Por ejemplo podemos ver el trabajo realizado, el tiempo empleado o el número de veces que ha detectado suciedad.
  • Botón central: Desde aquí podemos configurar la programación semanal. De esta forma no tendremos que estar pendiente de él, sino que automáticamente empezará a trabajar cuando llegue la hora indicada.
  • Botón de la derecha: Desde aquí podemos activar el modo mantenimiento, cambiar la configuración o acceder a un completo sistema de ayuda.
También te puede interesar:  Diseña la nueva fragancia de Mimosin y gana un viaje a París

Tras haber probado el Roomba 691 durante unos días, tengo que decir que me su servicio me ha dejado encantando. Ya no hace falta coger el cepillo o la mopa para acabar con la suciedad ya que él se encarga de hacerlo por ti. ¿Qué más podemos pedir?

Compartir