Es un color especial, que apasiona hasta el infinito o todo lo contrario. Hoy te proponemos algunas ideas para decorar un cuarto de baño de color rosa. El resultado, aunque no lo creas, te va a encantar. Sigue leyendo y lo comprobarás por ti mismo.

baño de color rosa
Fuente: Rilane

Desde que en 2016 el Instituto Pantone declarase que el rosa cuarzo era el color del año (junto con un azul suave con matices de lavanda que ellos llamaron azul Serenity), la reputación de este color no ha hecho más que subir como la espuma. Tanto es así, que puedes utilizarlo sin remordimientos para decorar cualquier espacio de la casa. Hoy te enseñamos unos cuantos cuartos de baño de color rosa. Y te van a encantar todos.

¿Un baño de color rosa? ¿Estás seguro?

Fuente: Rilane

El rosa no es un color habitual en decoración. Al menos para utilizarlo como base para crear interiorismos, en grandes superficies o para pintar las paredes. Más bien es el color que la mayor parte de la gente elige para los complementos, los textiles que hacen más confortable un salón, para dormitorios y cuartos infantiles, etc.

Es un color que se asocia al mundo femenino y, como consecuencia de ello, se le considera suave, delicado, etéreo… El fucsia intenso se encarga de demostrar que esto no es siempre así.

Sin embargo, hoy queremos contarte que el rosa tiene un montón de posibilidades gracias, precisamente, a su suavidad. A la versatilidad para combinarlo con otros colores. Más intenso o menos, más cuarzo o menos… Elígelo y podrás disfrutarlo en el baño o en cualquier otro espacio.

Elige el tono

Fuente: Brit + Co

Ahora que ya sabes que quieres un baño rosa lo primero que tienes que hacer es elegir la tonalidad que más te gusta, la intensidad que quieres darle y con qué otros colores lo vas a combinar.

También te puede interesar:  Revistas a la mano

Si optas por un rosa cuarzo suave y claro podrá lograr combinaciones elegantes de las que será difícil que te canses. Esta idea es muy adecuada, en especial, si tu cuarto de baño no es muy espacioso. Ya sabes, en espacios pequeños mejor optar por colores claros y luminosos.

El rosa pastel y el rosa palo son algunas variantes que puedes elegir. Y también el rosa antiguo, etc. La clave está en controlar la intensidad del color y conseguir un tono que no demasiado desvaído (para que tenga personalidad) ni muy intenso (para que no llegue a ser cansino ni agobiante). ¿Crees que es difícil? Verás cómo no tanto…

¿Dónde lo uso?

Fuente: Brit + Co

Una vez hayas decidido cuál es tu rosa favorito, ya solo tienes que pensar dónde lo vas a utilizar. Puede ser en las paredes, dependiendo de si estas van a ir pintadas (con pintura especial para zonas húmedas) o revestidas con azulejos.

Las firmas de cerámica decorativa incluyen en sus catálogos opciones de modelos de azulejos de color rosa, y no se equivocan. Si buscas un poco encontrarás diferentes posibilidades entre las que elegir. Personalmente, me encantan los azulejos tipo metro en este tono rosa tan delicado.

Fuente: Heju

O esa otra pared de baldosas rosas cuadradas. La cenefa negra arriba y abajo no hace sino crear un contraste realmente genial. Puedes revestir solo una parte de la pared o esta al completo. Todo depende de tus gustos y de la forma en que quieras que el rosa esté presente en el espacio. Como ves hay muchas posibilidades para elegir.

Ideas que definen el espacio

Fuente: Brit + Co

A la hora de decorar el cuarto de baño de color rosa puedes hacerlo de mil formas diferentes. Una idea es hacer un friso hasta media altura y pintarlo de rosa.

También te puede interesar:  Ideas para decorar salones en color rosa
Fuente: Brit + Co

O elegir un papel pintado que reproduzca en este color las vetas decorativas del mármol.

Fuente: Rilane

O combinarlo con otros colores que lo enaltezcan y lo hagan más rico, más elegante y menso cursi. Es el caso del gris, del blanco y del negro.

Pequeños toques que lo cambian todo

Fuente: Brit + Co

Si pintar las paredes de rosa o revestirlas con cerámica de ese color te parece un poco excesivo, puedes plantearte la idea de instalar algún complemento de ese color. ¿Qué te parece pintar la puerta por el lado interior? Te quedará genial y tendrás el toque rosa en tu cuarto de baño. Aunque te parezca poco espacio para lucirlo, te darás cuenta de lo mucho que determina la decoración.

Fuente: Brit + Co

Otra idea para incorporar el rosa a tu cuarto de baño es cambiar la cortina de ducha y poner una en ese color. Esta idea es perfecta si el espacio está decorado en colores neutros y claros, como el blanco o el gris perla. Además, tiene la ventaja de que si te cansas, no tienes más que cambiar la cortina de ducha y problema resuelto.

Sea como sea, el color rosa solo puede traer a tu casa buenas sensaciones. Que las disfrutes.

Compartir