Hoy realizaremos una actividad de reciclaje convirtiendo botellas de vidrio de refresco en funcionales contenedores de sal y pimienta! Aprovecha tus botellas antes de tirarlas. Este pequeño y cómodo set puede ser una forma simpática de aderezar tus plastos.

Los materiales son:

  • 2 botellita de vidrio de 237 ml
  • Las tapitas de esas botellitas
  • Agujereadora taladro y mecha fina

Primero hazte con dos botellas pequeñas de vidrio, estas son de 237 ml. Lavalas muy bien y secalas con un trapo que no deje pelusa. Seguidamente con un taladro y una broca muy fina realiza los correspondientes agujeros en las tapas.

Luego ajusta las tapas a las botellas y listo! Fácil, sencillo y muy funcional. Por último te comentamos que puedes pintar las botellas o realizar los agujeros en forma de P -Pimienta- o S de -Sal-

 

Compartir
Artículo anteriorLa elegancia de la sencillez
Artículo siguienteAprovechar el espacio de almacenaje en la cocina
Silvia Martínez Casares
Diplomada en Educación social; técnico en laboratorio de imágen; tengo mucha experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria... etc. Además soy peluquera.. cosas de la vida! Por otro lado me encanta dibujar, la fotografía, la música, leer por la noche, Moto GP, la danza y claro está escribir (Tengo algunos cuentos y relatos cortos)... entre muchas otras cosas!