Buenos días amigos! En el espacio de hoy hablaremos sobre la decoración de estilo rústico, en el salón de nuestros hogares. Si buscas ideas decorativas de estilo rústico, aquí te dejamos algunas opciones.

Tra la esencia de la naturaleza a tu hogar, adaptándolo a nuestros espacios. Para ello tan solo tenemos que contar con mobiliario y elmentos decorativos realizados en materiales de la naturaleza como la madera, la piedra…

El color es muy importante, debemos utilizar colores basados en el paisaje natural como tonalidades marrones, color amarillo trigo, verde hoja, grisáceos..

Como veis en todos los salones con esta decoración, la utilización de materiales como la piedra en algunos muros y la madera en paredes, en el suelo, en el techo  o en todos ellos a la vez son imprescindibles para lograr un ambiente rustico.

Luego elementos como la chimenea son un extra añadido que le da ese toque cálido y acogedor de la decoración rustica.

Los colores determinan el ambiente final de cada salón. Así como si elegimos blanco para los textiles y otros complementos, obtendremos un salón rustico con una decoración cálida y luminosa,  mientras que si elegimos tonos grises  el ambiente será más neutral. Si optamos por elegir colores madera el ambiente será más cálido y acogedor que ningún otro.

Las alfombras también son elementos importantes para conseguir un ambiente cálido, las más recomendadas para este estilo decorativo rustico son alfombras hechas con tejidos gruesos y de estampados florales, para qué encaje perfectamente en la decoración rustica. Si escogemos alfombras con diseños geométricos abstractos de colores vivos como el rojo, naranja, amarillo, desentonarán con el resto de la decoración del salón.

En la actualidad existen, además,  otras alterativas como cabezas de animales decorativas, fabricadas en cartón, con un aspecto imponente pero sin que haya sufrido ningún animal y que ofrecen un acabado perfecto para este tipo de decoración.

Otro material muy utilizado en este estilo decorativo es el hierro forjado. Bien puede ser en mesas, puertas de chimenea, adornos decorativos como candelabros, botelleros…