Buenos días amigos! Hoy hablaremos sobre la elección de la pintura del salón de nuestro hogar. Si buscas algunas ideas, por que tienes dudas para elegir un color, aquí te dejamos varias sugerencias.

A  la hora de pintar las paredes del salón lo más habitual es inclinarse por colores neutros como el blanco, el gris o el beige, que el dan al salón un toque natural, pero cada vez es más frecuente ver colores fuertes en el salón, como puede ser un rojo, un azulón o un verde intenso.

Los colores intensos pegan más en un salón de estilo contemporáneo o ecléctico, mientras que los colores pastel triunfan para un salón de estilo vintage. El estilo nórdico, que tanto se lleva ahora, exige salones con las paredes en blanco, pero es que además, muchos muebles también van en blanco, creando espacios muy luminosos y limpios.

Podemos optar por una decoración blanco sobre blanco, con suelos, paredes y muebles de este color, introducir pequeñas notas de color en algunos accesorios u optar por la combinación clásica blanco-negro. Otra combinación muy potente es el salón en blanco y rojo.

Amarillo, beige, crema, mostaza… son los colores más utilizados en las paredes de los salones modernos. Aportan calidez y alegría a la estancia.

Se trata de un color que es habitual ver en textiles en el salón, o incluso en la tapicería de los sillones, pero no es tan habitual verlo en paredes. ¡Gran error! El azul no es sólo para el dormitorio, ya que en sus tonos intensos resulta a la vez relajante y vital.

Hace un par de años se introdujo la tendencia de decorar en rosas, malvas o fucsia, ya fuera como protagonistas del salón o en pinceladas. Aporta vitalidad en sus tonos fuertes y romanticismo en los pálidos, así que el rosa resulta ideal prácticamente para cualquier estilo, eso sí, siempre con un toque femenino.

A la hora de elegir los colores del salón, el gris es ideal para no comprometerse, ya que siempre es un acierto. Puedes pintar las paredes de gris clarito. Puedes aportar mayor personalidad con un gris oscuro (siempre que la estancia sea luminosa). Puedes optar por un gris verdoso, azulado o tirando al malva, para que resulte fácil de combinar con los textiles de esos colores.