Buenos días amigos! Hoy en Decoración 2.0 nos encantará darles algunos consejos sobre los ambientes de verano. Si buscabas ideas para decorar tu salón, aquí te dejamos algunas sugerencias que seguro te van a gustar o por lo menos te servirán de inspiración.

Muchas ocasiones en verano solemos cambiar la decoración de nuestro hogar y para ello no tenemos por qué gastar mucho dinero en el intento.

 Se trata de transformarlo cambiando colores, complementos, distribución y demás elementos. Se conseguirá un salón alegre, dinámico y veraniego.

El blanco en muebles y tapizados suele ser perfecto. Da frescura, reduce el peso visual y potencia la luz. Se puede combinar con color en los complementos para conseguir un constrate que da vitalidad y dinamismo.

En relación a las tapicerías, recomiendo optar por tonos lisos, pero introduciendo estampados en cortinas, cojines, pantallas de las lámparas, etc.

Por otro lado, si te decides a pintar el salón, elige blancos rotos y beis, que dan sensación de amplitud y reflejan la luz. Además, para no recargar visualmente el ambiente, elige piezas en cristal, fibras naturales, forja y las estanterías sin trasera.

Por otra parte, una buena opción es adosar asientos a las paredes. Hay que sacar partido de los rincones con estanterías ligeras o mesitas auxiliares. También recomiendo poner puntos de luz en las esquinas, ya sea lámparas de pie o de sobremesa. Muy recomendable: una lámpara de techo en el comedor.

En relación a los colores, los claros y crudos combinan estupendamente con refrescantes cítricos: verdes, amarillas, naranjas …, que les dan más vida. Ademas, sugiero que si se instala un escritorio con una silla en el salón, se debe elegir en el mismo estilo decorativo y en los colores del ambiente. La silla puede servir de asiento en el cuarto de estar en caso que sea necesario.

En cuanto a los asientos, se puede optar por modelos desenfundables pues ofrecen varias ventajas como que se limpian mejor y sus fundas se pueden renovar fácilmente con telas y acabados más acordes con el verano. Finalmente, hay que atreverse a mezclar materiales y estilos diferentes; se puede complementar muebles de mayor peso visual como las de madera, como otros de fibra, de cristal, de metal …