San Valentín es un día muy especial donde el amor y el romanticismo serán los protagonistas. Rosas, corazones y velas son algunos de los artículos principales con los que muchas personas “jugamos” a combinar el 14 de Febrero.


La iluminación se hace un tema bastante importante; gusta tener una tenue luz, para acompañarnos en este día. Las mejores soluciones vienen de la mano de un artículo bastante romántico que todos conocemos, las velas.

Si buscamos una luz que nos encandile podemos utilizar, para este día tan especial, velas blancas, velas de cera en color blanco clásico.


Pero si buscamos un aroma especial quizás lo tuyo sean las velas aromáticas; hay muchas donde elegir, así que piensa el aroma que mas guste a tu pareja y búscalo.


Pero si eres un romántico empedernido busca formas especiales, como esta en forma de corazón. El corazón es la forma por excelencia de San Valentín, regala tu corazón en forma de vela.


Con este magnífico artículo podemos realizar hermosos centros de mesa, para una romántica cena. Por ejemplo utiliza un recipiente de vidrio y llénalo de agua, ahora colocaremos estas magnificas velas flotantes junto con pétalos de rosas. No solo aportaran luz a la estancia, sino que esta se refleja en el agua, brindándonos la mejor iluminación.


Como podéis comprobar, las velas son un artículo muy recurrido a la par de romántico. Iluminar con velas proporcionará “ese” toque que buscamos.