¡Di adiós a tu ropa desordenada! Muchas veces nos quejamos que tenemos el armario desordenado y buscamos estrategias y formas para encontrar la mejor manera de mantener la ropa ordenada, y es que hay veces que parece que haya pasado un huracán dentro del armario y cuando lo abrimos es toda una odisea encontrar cualquier cosa, y es que… eso de tener el armario ordenado ¡parece una utopía!

Pero no sólo tenemos que buscar sistemas de almacenaje eficaces, porque lo que realmente importa para que los armarios estén siempre ordenados es que te lleves bien con tu ropa. Es decir, ¿de qué te sirve tener cajones grandes, muchas perchas o estanterías hechas a medida dentro de tu armario si después tienes toda tu ropa y accesorios desordenados?

El secreto no es tener más espacio o más sitio para colocar tu ropa, el secreto está en tener toda tu ropa bien ordenada, bien colocada y bien distribuida por todo el espacio que tengas disponible. Da igual que tengas un armario hecho a medida, un armario de tela o simplemente baldas en la pared con cajas de almacenaje… lo que importa es que tu ropa y tus accesorios estén siempre bien colocados.

armario ordenado
Fuente: petitejoysinlife.com

 

Puedes utilizar las estrategias que quieras para ordenar tus cosas en el armario, por ejemplo por temporadas, por colores, por ropa que te pones más y la que te pones menos para dejar esta segunda en los lugares más complicados de alcanzar.

Piensa en que debes tener respeto hacia tu ropa para colocarla en tu armario ordenado, porque tu ropa dice mucho de ti ¡y has invertido mucho en ella! ¡Hazle un homenaje a tu ropa teniendo el armario ordenado!

Así que no sientas la organización de tu ropa como algo negativo, tedioso o como un problema… ¡míralo como un ejercicio positivo! Para ello tendrás que mantener una buena relación con tu ropa y pensar todo lo bueno que te aporta cada día cuando abres el armario ordenado para vestirte.

¿Tú también piensas que para tener un armario ordenado necesitas tener una buena relación con tu ropa? Si te paras a pensar, tiene mucho sentido, ¿no crees?