Retomando el tema de las filminas de revestimiento para tus cristales y ventanas en tu hogar, las personas no la tendrán tan fácil; al aplicar una lámina de seguridad de 4 milímetros a las ventanas, un daño o alteración puede disminuir hasta en un 70%; dichas alteraciones pueden ser provocadas por los rayos ultravioleta, el calor y la luz visible.

La filmina no impide que el cristal se rompa, sino que mantiene juntos los fragmentos de un cristal roto, evitando riesgos mayores en lesiones o dificultando la entrada a ladrones, ya que les toma tiempo eliminar ventanas y puertas de vidrio.

La protección de cristales se logra gracias a las diversas capas de protección: La primera evita los rayones que pueden ser provocados al hacer la limpieza de ventanas o por los defectos del medio ambiente.

Enseguida, se encuentra la película de poliéster, después, el adhesivo laminado y finalmente, la película de calibre grueso.

La tecnología del acrílico asegura una duración a largo plazo, una protección diaria que es invisible pero funciona eficazmente. La aplicación de este sistema es más barata que la sustitución misma del cristal, y no es necesario deshacerse de los vidrios.

Así que se puede decir que simplemente es seguridad con una muy buena inversión.