En Navidades una de las grandes protagonistas, de nuestro hogar, será la mesa donde reuniremos a nuestros seres queridos y familiares. Es por ello que cada detalle cuenta y enriquece la propia decoración.

Por este motivo, hoy te contamos cómo realizar pequeños detalles para los niños de la casa. Estos ratoncitos son la decoración ideal para acompañar todas nuestras golosinas de forma simpática y navideña.

Al igual que un ratón, podemos transformar la actividad y realizar cualquier otra forma navideña que nos guste. En esta ocasión se pretende adornar los tìpicos bastones navideños, con unos simpáticos ratones como complemento decorativo.

Los materiales a utilizar  serán una bolsa de dulces, con bastones incluidos… un lápiz, algo de cartulina en diferentes colores, unas tijeras y un poco de adherente.

El patrón que se ha utilizado para realizar la figura del ratón es el siguiente. Descarga e imprímelo… o de lo contrario traza en cartulina una forma similar para que luego los ratones salgan iguales.

Para empezar, una vez que tengamos el patrón o molde del ratón,  lo pasamos a las cartulinas de colores… recuerda que puedes hacer tantos como quieras. Luego recorta, con ayuda de unas tijeras,  las figuras. Hazlo cuidadosamente.

Recuerda que deberemos dejar bien abiertas las aberturas correspondientes en cada uno de las formas de cartulina, así luego podremos pasar las orejas por debajo sin problema.

El siguiente paso es dar un toque de color a los ratones, así ganaremos en originalidad. Puedes dibujar una naricilla en color rojo, otros en color negro… etc. Por último unimos con un poco de pegamento algunos trozos de cartulina.
Esto lo haremos en colores diferentes, de esta forma destacarán más. Estos trozos irán sobre las orejas, así daremos color al diseño… y listo.. tan solo resta insertar en la golosina elegida.
Realiza tantos como sea necesario.