Puede que esta silla que vemos en imagen no sea la más cómoda del mundo pero sin duda tiene estilo como ninguna. Se trata de Cassina Kanu Chair y combina su diseño con curvas estilizadas con la madera de nogal de que está hecho.

silla kassina kanu

Estas dos cosas unidas le dan un toque retro inconfundible sin embargo es una reciente creación de Konstantin Grcic, concretamente de 2008, hace apenas un añito. No se puede negar que ha conseguido imprirle el estilo de hace unas décadas.

Por cierto, también está disponible en madera de arce, en blanco o negro. El precio de cada una de estas piezas es de 1.006 libras (casi 1120 €). Un capricho de altos vuelos. Se puede conseguir a través de Nest.

Vía: Retro to go