Las sillas son unos de los muebles más prácticos y funcionales que haya creado el ser humano, se las pueden ver en los diferentes ambientes de las casas, desde las habitaciones hasta las cocinas. Hoy nos referiremos puntualmente a las que se pueden colocar en este lugar.

En las cocinas podremos colocar sillas que combinen con el resto de la decoración, además de sillas con un marcado estilo infantil para los más pequeños de la familia, estos diseños suelen estar llenos de alegría y fantasía generalmente con mucho color.

Sillas plásticas
Fuente: Arlld Storaas

Dentro de los materiales más usados para los niños encontramos las sillas plásticas, este material tiene la ventaja de adaptarse a todos los estilos, son fáciles de combinar, resistentes y muy cómodas. Pero siempre deberás elegir marcas de calidad que nos garantice la seguridad necesaria para nuestro pequeños.

Dentro de las diferentes marcas de sillas de plástico para niños hemos encontrado algunos modelos muy bonitos, por ejemplo, los creados por Verner Panton, el modelo se denomina Panton Junior y es una obra que busca ser lo más parecida posible a la que se creó por primera vez en el mercado en el año 1967.

En esa época los diseños de los muebles eran bastantes básicos, especialmente los modelos pensados para los niños, pero esta silla había llegado para revolucionar un mercado sin exploración.

Estas sillas se caracterizan por mantener un diseño de líneas curvas que se adaptan a la perfección al cuerpo de los niños, los colores que se pueden ver son muy bonitos y alegres.

Otro bonito diseño en lo que se refiere a las sillas de plástico para pequeños es el de Jut Vondom, ideal para ser usada en la cocina y en espacios exteriores como terrazas o jardines. Pensemos que cuando queremos encontrar un diseño para los niños lo mejor es alejarnos de los formatos tan clásicos y formales.