La decoración, muchas veces, precisa de gran ingenio y originalidad a la hora de encontrar soluciones para determinados espacios o necesidades…

El espacio de almacenaje o mantener el orden de los cables son algunos de los dilemas más habituales en el hogar, los problemas a los que prácticamente todos nos enfrentamos.
Hoy te voy a mostrar dos ideas prácticas, sencillas y económicas que te pueden ayudar a solucionar estos problemas.

Si necesitas un espacio extra de almacenaje en el baño, fíjate en esta idea:

frutero

Se trata de un frutero de varios niveles al que se le ha buscado un nuevo uso. De frutero ha pasado a ser un coqueto y original complemento para el baño.
 Colocado en la ducha o bañera, se convierte en el elemento perfecto para mantener el orden todos los productos de aseo personal.

En este caso, este frutero se ha sacado de la cocina para colocarlo en el baño. Sin embargo, esta misma idea es aplicable a cualquier otra estancias. Se me ocurre que puede ser un elemento perfecto para ordenar los juguetes de los más pequeños en una habitación infantil o para mantener en orden los zapatos que más utilizamos en el vestidor.

Si los cables te traen de cabeza porque es imposible mantenerlos en orden y ya no es sólo una cuestión de estética, sino de comodidad y funcionalidad, aquí tienes una solución fácil, económica y efectiva:

clip

Unos simples clips te ayudarán a mantener separados, sin enredos y en orden tus cables. Como puedes ver en la imagen sólo necesitarás colocar los clips en la mesa y enganchar en la parte trasera de cada uno de ellos un cable, bastará con un clip por cada cable.