Soluciones eficaces para cambiar el suelo sin obras

El suelo de una vivienda es uno de los elementos que más destacan. Si el pavimento de tu hogar está deteriorado o desfasado es el momento perfecto para cambiarlo. A continuación te mostramos las diversas soluciones para renovar el suelo sin realizar obras.

Suelo vinílico


Fuente: pinterest

El suelo de vinilo es una solución perfecta para renovar el pavimento de tu casa, lo puedes instalar sin tener que quitar el existente (cerámica, mármol, cemento, etc.) Es antibacteriano, antiestático, antideslizante y con propiedades aislantes. Según la superficie se podrá instalar un tipo de vinilo u otro. Si el suelo existente esta nivelado y no es poroso se puede instalar losetas o lamas adhesivas. Si no estuviera lo suficientemente nivelado se podrá coloca lamas en click, que es una opción más rápida.


Fuente: pinterest

Este tipo de pavimento puede imitar perfectamente otros materiales como la madera, piedra mármol, suelos hidráulicos. Se puede colocar en cualquier estancia de la casa, incluso en zonas húmedas como el baño o la cocina.

Suelo de linóleo

Fuente: pinterest

El linóleo es un material ecológico y biodegradable, que proviene de productos naturales. Está compuesto en su base de aceite de linaza combinada con otros materiales naturales como la piedra en grano. Su espesor va entre los 2 y 4 mm y se coloca en forma de rollo de unos 2 metros de ancho, o a modo de losetas encoladas. Es aconsejable aplicar antes una capa de mortero nivelante. Será conveniente pulirlos una o dos veces al año.


Fuente: pinterest

Un de las grandes ventajas del suelo de linóleo es que se limpia fácilmente, repele el polvo y es antiestático. Su alta resistencia hace que aguante bien los rasguños y goles. Es perfecto para zonas muy transitadas y es muy cómodo caminar por él. Existe una gran variedad de diseños, colores, estampados e imitaciones de otros materiales.

Suelo laminado


Fuente: pinterest

El suelo laminado o flotante está formado por tablones que tienen un espesor entre 7 a 12 mm. Tiene la ventaja que se puede colocar sobre cualquier pavimento ya existente (cerámica, hormigón, piedra, madera, baldosas) Es conveniente coloca una base nivelante para salvar irregularidades, además es capaz de absorber el eco y reducirlo a la mitad de su nivel acústico.

Fuente: pinterest

Este tipo de suelo es muy práctico y fácil de instalar, ya que no es necesario retirar el pavimento antiguo. La mayoría de modelos incorpora el sistema de click que resulta muy práctico para instalar. No es necesario ni barnizarlo ni acuchillarlo, ya que cuenta con un sistema de sellado que evita que se filtre el agua. Además posee una capa superior de resina que le proporciona mayor resistencia y facilita su limpieza. En las zonas húmedas (cocina y baño) hay que es coger laminados que sean hidrófugos.

Suelo de microcemento


Fuente: pinterest

El microcemento tiene una excepcional adherencia y permite su aplicación en una gran variedad de superficies como mármol, azulejo, mosaico, etc. Además del suelo se puede revestir paredes, piscinas, bañeras, encimeras. Al poder instalar sobre el pavimento existente se ahorra el polvo y los inconvenientes de una reforma.

Fuente: pinterest

Este material no tiene juntas, queda como una superficie continua y no se cuartea no se agrieta. El suelo de microcemento permite dar uniformidad visual a la casa. Hay que tener en cuenta que se necesitar la ayuda de un profesional con experiencia para instalarlo.

Suelo porcelánico machihembrado


Fuente: pinterest

Los suelos cerámicos convencionales requieren obra. Sin embargo existe en el mercado un suelo porcelánico machihembrado que no es necesario quitar el pavimento existente, se puede colocar encima de él. Las baldosas se unen unas con otra a través del sistema machihembrado.

Suelo de resina epoxi


Fuente: pinterest

El suelo de resina epoxi es la solución perfecta para renovar el pavimento sin realizar obras. Los componentes van por separado, por un lado la resina epoxi y por otro el agente endurecedor. Lo normal es que la mezcla de esto dos elementos sea transparente, para darle color se recurre a pigmentos. El resultado es un pavimento continuo con una gran capacidad de adhesión y secado que ofrece mucha resistencia al impacto y a la abrasión.

Los suelos de resina epoxi se han convertido en los pavimentos perfectos para cocinas, baño, terrazas y zonas exteriores, al ser un material impermeable y no se decolora con la acción del sol.

Los acabados pueden ser mates, satinados o brillantes. Su limpieza es muy sencilla al no tener juntas no quedan espacios donde se introduzca la suciedad. Con agua y un detergente suave será suficiente.

Fuente: pinterest

Es un pavimento autonivelante, lo que significa que se vierte en estado líquido se distribuye y se nivela gracias a la gravedad. Se puede colocar sobre cualquier suelo existente menos en los suelos de madera. La capa aplicada es muy fina por lo que no produce grandes desniveles. Es importante que la instalación la realice un profesional cualificado. La instalación es rápida, pero hay que esperar unos días a que se seque bien y se pueda utilizar.

¿Qué te han parecido estas soluciones para cambiar el suelo sin realizar obras? Existen una gran variedad de opciones donde escoger para renovar el pavimento de tu hogar.