Sin lugar a dudas, el elemento focal en la recamara es el mueble de closet y lavabo, el cual llama la atención por sus dimensiones, así como el color contrastante e intenso.

Enriquece, no solo la decoración, sino la funcionalidad del espacio, ya que lo hace más amplio y practico… El colocar un gran espejo logra un efecto de mayor espacio, comparado a tener un muro que delimitara las áreas.

El área de lavabo es una adición practica y muy funcional para el dormitorio, pues se ahorra una parte importante de espacio, además, de la un toque original y moderno a la recamara, saliendo un poco de lo tradicional.

El crear un mobiliario único y uniforme es una gran opción para ahorrar espacios y, en ocasiones también, decoración, ya que el mismo mueble toma el papel de ornamento, dependiendo de su magnitud y color.

El utilizar el color blanco en muros dará el efecto de amplitud a cualquier espacio. Los detalles pueden irse modificando conforme pase el tiempo, cambiando colores, cantidades, o simplemente ubicación, como un cuadro inspirador sobre la cama, por ejemplo.

Se debe destacar, para diseños y estilos contemporáneos el uso de los colores no muy impactantes, es decir, colores neutros con los cuales, aparte de que se ven demasiado bien, estos crean una sensación mayor de amplitud en el área en la cual se están usando.

Combinación de colores contrastantes en tonalidades café chocolate, beige, crema, blanco y oscuro crean un muy buen ambiente en la habitación; todo esto se logra utilizando todos los elementos del cuarto en combinación, es decir, combinación de los colores con respecto a las paredes, cuadros, accesorios  y todo lo demás que se pueda incluir dentro de la decoración de la habitación o de las habitaciones para un gran confort.