Si buscas aportar algo nuevo a la decoración de tu hogar; si no quieres desprenderte de tu mobiliario, pero sabes que necesita unos arreglos… si eres de las que les encanta reciclar hoy en Decoración 2.0 os contamos como tapizar tus propias sillas!

De esta manera alargaremos la vida del mueble. Recuerda que esta labor de tapizado podemos aplicarla a otro tipo de objetos, artículos y muebles.

Las personas que ya tienen muebles tapizados y desgastados pueden proceder a realizar una reparación del artículo. Así evitaremos gastos innecesarios y practicaremos esto de la restauración.

Los materiales que vamos a necesitar son:

  • tela de tapicería
  • tela fina
  • guata prensada
  • galón o cordón
  • destornillador
  • lija
  • grapadora
  • cemento de contacto
  • chinches
  • martillo

Para empezar deciros que esta labor no es tan complicada como parece, eso sí debemos tener paciencia. El primer paso es desmontar o eliminar el tapizado anterior. Para ello nos ayudamos con el destornillador y alicates. Extraemos chinchetas, clavos, grapas… etc todo lo que sea necesario para desprender el viejo tapizado. Recuerda ubicar la silla boca a bajo para hacer esta labor. Las patas deberán quedar hacia arriba.

Si podemos, retira cuidadosamente la tela vieja… esta la utilizaremos como molde o patrón para cortar la tela nueva. Si no puedes utilizarla de molde, basta con medir la silla y llevar esta medición a la tela. Recuerda siempre dejar unos 2 cm de tela más, para poder rematar el tapizado.

Ahora limpiamos bien la silla eliminando los posibles restos anteriores. Deshazte de los restos de barniz con una lija fina. De esta manera luego podemos teñir fácilmente la madera o barnizarla como deseemos.

Para el relleno utilizaremos la guata, si quieres puedes guiarte a partir del viejo relleno. Con la guata recubriremos el asiento y encima de esta ubicaremos un trozo de tela fina. Para que esta se adhiera bien utilizaremos el pegamento con cemento de contacto.

Para que no no se vaya el relleno, aseguramos la tela fina con algunas grapas. Recuerda estirarla bien, la tela fina además evitará que el relleno se deforme.

Una vez hecho esto ubicaremos la tela final. Estiramos bien y engrapamos las esquinas y puntos medios de la tela. Debemos mantener la posición. Después para asegurar aun mejor la tela colocaremos chiches de tapicería.

Por último, si hace falta pasaremos una capa de cera a la madera de la silla.

Imagen: decoraciona.com y zancada.com