Si te encanta lo Retro, hoy tenemos una magnífica propuesta para brindarte. De forma sencilla ubica en tus paredes algunos cuadros como estos, en esencia es coger la misma imágen y realizar un zoom donde más nos guste, en esta ocasión en la boca y ojos. Luego se han montado en una base y se ha decorado un estupendo rincón con ellos.

cuadros retro para decorar

 

De esta forma nuestro hogar no requerirá de grandes sumas de dinero invertidas en la decoración que más nos guste y, aprenderemos a dar quizás ese toque que buscamos. Los materiales que se han utilizado han sido algunas bases de madera en forma de círculo, si quieres búscalas de distintos tamaños. Luego algunas fotocopias, en blanco y negro, de fotografías que nos gusten. 

Ademas necesitaremos algo de cola vinílica, para adherir las imágenes a la base y para dar brillo también, luego barniz al agua y algunos ganchos para poder colgar los cuadros en nuestro rincón favorito.

Recuerda elegir las imágenes o fotografías que más te gusten, realiza fotocopias a distintos tamaños y destacando las partes, en este caso, del rostro que desees. Entonces recortamos las fotocopias -también puedes imprimirlas- según las medidas de las maderas.

Ahora añade cola a las bases circulares y adhiere las fotos. Deja secar muy bien y barniza los cuadros, así los protegeremos de polvo e impurezas, durándonos mucho más tiempo. Para acabar coloca los ganchos y ubícalos en la pared que quieras. También podemos utilizar hilo o tanza para ello.