El ambiente tipo chill out, es ideal para la relajación; cuerpo y mente descansa al compás de la música.

Si en casa, ya sea en el interior o exterior, quieres montar un ambiente similar sigue leyendo que te damos una serie de consejos para que puedas disfrutar de una estancia Chill Out.


Las características de este tipo de ambiente serán asientos en el suelo, múltiples cojines y aire libre –aunque no necesariamente-

Si quieres montarlo en el exterior, aprovecharas más este rincón en verano, pero eso sí… deberemos cuidarlo durante todo el año. En el interior los cuidados son menos pero no tendremos brisa.


El mobiliario perfecto será cómodo. Sofás y mesas prácticamente en el suelo. Esto ayudara a crear un ambiente confortable. Las alfombras de fibra son resistentes al exterior y dará sensación de calidez.

La iluminación brindará ese toque de relax que buscamos teniendo, por consiguiente, el papel protagonista cuando cae la noche. Nuestro objetivo es conseguir un ambiente confortable por ello recurrimos a luces suaves como faroles y velas. Los faroles, de estilo oriental, los ubicaremos en una esquina; si podemos conseguir candelabros y distribuirlos por la estancia, será perfecto.

Si no tenemos un jardín y no queremos ubicar este tipo de ambiente dentro de nuestro hogar, siempre lo podemos hacer en la terraza.

Con materiales sencillos podemos realizar una buena estancia Chill out; buscar una plataforma para una cama improvisada, será la forma perfecta de crear este tipo de ambientes. Podemos optar por hacernos con un palé, lijarlo muy bien y barnizarlo.

Sobre este colocaremos cojines de colores, siempre buscando una armonía. Los colocaremos estratégicamente sobre el palé buscando una superficie cómoda y mullida.

Para los asientos, además de cojines utilizaremos puf o tumbonas bajas. La naturaleza es muy importante en este tipo de ambientes, podemos colocar algunas plantas.

Y por ultimo y no menos importante, la música. Una exclusiva selección de música Chill Out es la compañía perfecta para una noche de lo más relajante leyendo un libro… o una reunión de amigos.