¿Te independizas y estás en un mar de dudas entre lo que tienes que llevarte y lo que vas a dejar en casa de tus padres? ¡Que no cunda el pánico! Hoy te traigo un post con algunas ideas para organizarte mejor.

¿Qué compro?

Personalmente me gusta la idea de que sólo compro aquellas cosas sin las que no podría vivir. Se trata de comprar lo que necesites y lo que realmente te sea de utilidad en casa, que ya habrá tiempo para caprichos. Incluso, al ser la primera vez que te independizas seguro que no cuentas con muebles propios ni nada de eso, por lo que es aconsejable que consideres la posibilidad de pedirlos prestado e incluso alquilar una casa que ya esté amueblada. Si prefieres tener muebles propios pero el presupuesto es algo ajustado, Ikea siempre estará ahí.

Independizarse
Fuente: Hogar total

Decoración

Puedes probar a arriesgar. No es necesario que pintes de un color claro una habitación pequeña solo para darle luminosidad y un efecto más amplio. Pinta las paredes de tu nueva casa con colores vibrantes y arriesgados y seguro que te ahorras tiempo y presupuesto teniendo que comprar objetos de decoración para dar más vida a esa estancia.

Cuidado con el DIY

Una cosa es que nos dé por hacer manualidades, y otra muy distinta es que nos creamos que con ver Bricomanía somos unas expertas en todo. En algunas ocasiones es mucho más rentable contratar a alguien que sepa hacerlo a tener que hacerlo tu sin estar segura y poder estropear algo.

Es mejor contratar a un profesional, vale que montar una estantería del Ikea podemos hacerlo todos, si es que somos capaces de comprender el manual, pero por ejemplo para el papel tapiz es bueno que contrates a un profesional que seguro que te deja  las paredes tal  y como habías imaginado, ¿no crees?