Teka presenta lo último en customización de fregaderos de la mano de su serie Radea

Teka ha lanzado al mercado una innovación en la línea de fregaderos con su serie Radea. Esta nueva serie permite que los clientes adapten y personalicen componentes metálicos del fregadero de acuerdo a sus preferencias. Los elementos personalizables incluyen las válvulas de desagüe y el rebosadero, y están disponibles en tres acabados PVD distintivos: brass (dorado), titanium (titanio) y copper (cobre). Cada color añade un toque distinto al fregadero: el dorado exuda lujo, el cobre infunde sofisticación, mientras que el titanio refleja las tendencias decorativas más actuales.

Los fregaderos de la serie Radea se caracterizan por su diseño contemporáneo y refinado. Sus formas meticulosamente diseñadas y bordes precisos aportan un carácter único a cada pieza. Además, las elegantes líneas rectas conducen a radios estrechos, lo que no solo realza su estética sino que también mejora su funcionalidad, facilitando la manipulación y limpieza de utensilios de cualquier tamaño.

Su gran versatilidad se refleja en los cinco tamaños disponibles en los que se presenta y las tres opciones de color en negro, gris y blanco. Esto, junto a la opción de personalizar los acabados, hace posible que el cliente pueda elegir entre un sinfín de combinaciones y optar por la que más se ajuste a sus gustos y necesidades.

La gama Radea pertenece a la familia de fregaderos graníticos Tegranite+ que destacan por su combinación perfecta de diseño, color y resistencia. Su fórmula con un 80% de cuarzo de la más alta calidad combinado con resinas acrílicas dan lugar a un material mucho más robusto, resistente a los impactos, choques térmicos, altas temperaturas y rayados que pueden ocasionarse durante su uso. Además, su método específico en la coloración de las partículas de granito proporciona una mayor resistencia contra la decoloración, manteniendo la intensidad de color y su durabilidad frente a los rayos UV.

También te puede interesar:
Velas como la Luna

El material ultrafino y no poroso de su superficie evita la aparición de gérmenes, haciendo de barrera para bacterias y hongos que pueden resultar nocivos para los alimentos. Asimismo, disponen de una protección antibacteriana enriquecida con iones de plata.

Por último, los fregaderos Radea cuentan con la nueva cestilla HelixPro y con el sistema de drenaje PerfectFlow, que mantiene la belleza de su cubeta al eliminar el reborde entre cestilla y fregadero, evitando la proliferación de suciedad y bacterias, y otorgando un grado de higiene superior a la cocina. Los fregaderos presentan dos opciones de instalación para conseguir una mejor integración en la cocina, encastre y bajo encimera.

Últimos artículos

Scroll al inicio