Las telas son un elemento decorativo que a veces pasa demasiado desapercibido y no debería ser así porque se está desaprovechando un material que además de bonito es estético y puede convertir una estancia aburrida en una estancia llena de vida. Si tienes una habitación en tu hogar y la ves demasiado sosa no lo dudes más y empieza a pensar en cómo quedaría si la decoras con telas, hoy te traigo un par de ideas para decorar tus paredes y ponértelo más fácil.

Una ventaja de las telas es que puedes encontrar en una tienda de telas tantos modelos, estilos y diseños como te imagines puesto que los colores y motivos pueden ser muy variados, así que no tendrías problemas en encontrar aquella tela que encajase con tu estancia y tus gustos personales.

La primera idea que te traigo es forrar varios cuadros con telas (de diferentes tamaños mucho mejor) y colgarlos en la pared uno al lado de otro pero haciendo una bonita composición. Si prefieres puedes poner la misma tela, diferentes, unos sí y otros no, o probar con diferentes texturas…¡lo que tu imaginación y creatividad te guíe!

Para conseguir los cuadros únicamente debes tener un lienzo o un trozo de cartón que tengas por casa y forrarlo. Pero eso sí, la tela deberá quedar bien tensa para que el efecto sea el buscado. Los colores alegres o los tonos pastel siempre son una buena idea.

pared con tela

Otra idea es decorar con tela directamente las paredes y necesitarías una tela de mayor tamaño midiendo tu pared para que quedara bien en ambos lados. Si hay posibilidad de corriente te aconsejo que la fijes bien en la pared por ejemplo con una grapadora especial.

Esta idea es estupenda sobre todo para aquellas paredes que tienen algún desperfecto porque de este modo se puede embellecer con telas rápidamente con el uso de bonitas telas.

Fotografía: casadiez.elle.es