En la cocina la iluminación es fundamental. El sitio en donde se vaya a preparar la comida tendrá que estar muy bien iluminado. Hoy te daremos algunas claves que puedes tener presente a la hora de crear una correcta iluminación de la cocina. Ideas fáciles y prácticas de realizar

Sácale rédito a la luz natural

para obtener buenos resultados podrás combinar la luz natural con la luz artificial. Si tienes la posibilidad de contar con luz natural no dudes en aprovecharla, en base a ella podrás planificar la distribución de los muebles para que no dificulte ni tape su circulación.

Iluminación de la cocina
Fuente: Presidencia RD

Para elegir una buena iluminación deberás pensar para que usas la cocina, si lo haces sólo para cocinar o si, además, comes en ella. Además de tener una luz general deberás tener una luz puntual para cada una de las actividades, evitando dejar zonas en penumbras.

Siempre focos de bajo consumo

Las luces más recomendables para ahorrar son las de bajo consumo, Además son las ideales para el cuidado del medio ambiente. Dentro de las diferentes alternativas encontraremos las luces halógenas, si bien pueden resultar más costosas lo cierto es que consumirán un 80 por ciento menos. Además son más potentes y no dan tanto calor.

En la cocina se necesita que la luz sea uniforme y continua. Si tienes la posibilidad tendrás que distribuir focos por toda la cocina,. Se aconseja uno por cada metro cuadrado, aunque puedes colocar más si el techo es más alto.

Iluminación de los diferentes sectores

Para tener una mayor conocidas y poder ahorrar energía podrás iluminar cada zona por separado. Entre las zonas principales encontramos la de trabajo, cocción, fregadero. En la zona de trabajo, donde manipules los alimentos tendrás que tener una muy buena iluminación. Sitúa focos en los módulos altos.