El siguiente centro de mesa, es perfecto para añadir un toque natural en cualquier ambiente. Si tienes un evento entremanos, algo como una boda, busca complementos y colores que definan el tema de la decoración. Si te encanta el estilo natural, es una gran idea aderezar el espacio con plantas, flores o ramas como estas.centro de mesa

flickr

Un centro de mesa para bodas u otro evento, puede ser grande o pequeño. En este caso me gusta que las ramas y sus ramificaciones se vean grandes y poderosos. Es una bonita forma de hacerlo protagonista. De todas maneras, no es más que una idea; los complementos se pueden cambiar o modificar a nuestro gusto. Si prefieres un centro de mesa, menos llamativos, puedes crear una combinación de pequeños recipientes.

También es una idea realizar mini centros de mesas y repartirlos a lo largo de la misma, si la superficie es rectangular o bien como detalles para cada comensal. De todas formas, en este caso, el centro equivale a uno por mesa dado que las ramas son bastante altas. La longitud puede ser la que quieras, pero mientras más largas son las ramas, mejor deberán estar fijadas en la base que les pongas.

Si la mesa dispone de un agujero central, puedes colocar una rama del mismo diámetro y aprovechar las ramificaciones, para añadir algunos detalles. Busca una buena base, para que no se muevan las ramas. Algo que me ha encantado, son los detalles en las ramas más pequeñas.

Si nos fijamos bien han colocado hasta pequeños pájaros exóticos. También vemos algunos recipientes llenos de agua. Si colocas pequeños frascos de cristal, que no sean demasiado pesados, la luz se reflejará y creará una iluminación muy interesante. Creo que esta idea es mágica y puede que a muchos de vosotros os guste. Eso sí, particuarmente me gustaría más si el lugar estuviera decorado con colores algo más claros u otro color que no sea azul o morado. ¿Qué os parece?