Los pasillos, recibidores y zonas de paso de la casa, en ocasiones, son espacios un tanto complicados de decorar…

Muchas veces este tipo de espacios tienen formas un tanto complejas o el espacio es muy reducido. Es por ello que en muchas ocasiones las zonas de paso de la casa se convierten en espacios fríos y sin ningún encanto. Hoy te ofrecemos tres sencillas ideas que te ayudarán a sacar más partido a las zonas de paso de tu casa, a decorarlas de manera que se conviertan en espacios más agradables y acogedores y de manera que parezca que son más amplios de los que realmente son.

Si no sabes cómo decorar tu pasillo, tu recibidor o cualquier otra zona de la casa, toma nota:

pasillo

  • Colores claros en las paredes y techos.
    Tal y como ocurre con cualquier otra estancia de la casa, si lo que se busca es una sensación visual de amplitud, el mayor aliado a la hora de decorar el espacio es el color, concretamente los colores claros. Los colores claros contribuyen a potenciar la iluminación y a crear esa sensación de amplitud que se pretende lograr.
  • Muebles en tonos claros y el color para los pequeños detalles.
    Si se apuesta por mobiliario también en colores y tonos claros, se evita un fuerte contraste, logrando una especie fusión entre el espacio y los muebles que también ofrece como resultado una sensación de amplitud.
    Si quieres dar un ‘toque’ de color y personalidad a tu decoración, añade ese color a través de los pequeños elementos decorativos (cuadros, flores, pequeños objetos, etc.)
  • El tamaño sí importa.
    A la hora de decorar cualquier zona de paso es necesario tener muy en cuenta su forma y el espacio disponible, para que la elección del mobiliario sea la más adecuada.
También te puede interesar:  Estantería Puzzle

Teniendo en cuenta estas tres sencillas claves, lograr que las zonas de paso de tu hogar se conviertan en espacios más acogedores, es muy sencillo.

Compartir