Ya te hemos contado cómo decorar un salón o espacio grande, para que resulte acogedor y se vea muy bien. Pero es cierto que contar con mucho espacio no es un problema, a menos que no tengas muchos muebles con qué ambientarlo. El problema es un espacio pequeño, que puede hacer que parezca ligeramente agobiante y es cuando necesitamos y queremos que se vea más amplio, que resulte una sensación de espacio que nos haga sentir cómodos.

Por ello hoy te contamos, sobre uno de los trucos mejores para ampliar visualmente un espacio pequeño, en este caso el salón, aunque el mismo aplica a todo espacio del hogar y podrás comprobar que resulta muy efectivo y favorecedor. Además impone este truco para decorar un salón pequeño, un aspecto elegante y de orden que ya sabemos son vitales en una decoración realmente atractiva.

Nuestro truco para decorar un salón pequeño consiste en el uso de alfombra, usar alfombra por toda la habitación en un color neutral y claro como el beige o el blanco aunque por ser más práctico puedes elegir  colores menos claros pero que deben ser colores que se adapten estupendamente al resto de cosas en el salón, como mobiliario, cortinajes y otros. Así que utilizando alfombra se crea una ilusión de más espacio.

Esta apariencia de más espacio se potencia si además pintas el techo del mismo color que la alfombra, y he aquí por qué es importante que sea de una tonalidad más clara para que así no se “oscurezca” el ambiente. El elegir una alfombra de calidad y combinar con el color del techo hace ver “visualmente” el espacio más grande de lo que en realidad es. Atiende que sino puedes usar alfombra o no te gustan, o bien te resultan demasiado caras, pintar el techo con el piso del mismo color funciona igualmente ventajoso.