Dice muchas cosas buenas de una familia que su colección de libros sea extensa, variada y tenga contenidos fuertes. No es necesario contar con la obra completa de Saramago para entender que en casa que se lee, se habla bien y se escucha atentamente. Una selección de títulos ha de ser construida a través del tiempo y deben participar tanto miembro antiguos como nuevos del clan literario familiar. Nuestros favoritos infantiles podrán educar también a los hijos, la literatura que leía nuestro esposo en la universidad nos podrá ofrecer una nueva visión de lo que ha sido su vida antes de ser padre, libros de cocina son indispensables para incentivar el respeto de nuestra suegra y si no contamos con alguno sobre mascotas sería un grave problema para el perro. Guías de viajes y revistas hacen la vida más llevadera y nuestra educación un asunto de todos los días.

landmark

La estantería para tus libros debe ser igualmente única y muy personal. Podrías por ejemplo organizar muy bien tus libros dentro de la ciudad de Londres, como lo propone la diseñadora inglesa SUSAN BRADLEY, con sus inspiradoras piezas LONDON BOOKMARK ENDING. Son tres entretenidos apoya libros los que componen esta colección que busca celebrar los iconos arquitectónicos de la capital británica en forma de funcionales objetos de librería. La torre TRELLICK, la afamada estación eléctrica BATTERSEA y el edificio GHERKIN, miden 15, 16 y 17 cms. de alto respectivamente, tienen un diámetro de 12 cm y un ancho de 14 cm. y están fabricadas en láminas de acero cortado. Los colores son vainilla, gris claro, rojo, gris oscuro, azul y negro. Su precio es de 18 y se pueden adquirir en la página Web www.susanbradley.co.uk