Un aparador blanco para la cocina o el comedor

aparador

Hoy en día muchos muebles han pasado a ocupar un segundo plano, después de haber sido durante mucho tiempo, los protagonistas de la estancia. Uno de ellos es el aparador, que es un mueble que se usa para guardar la vajilla y utensilios si se quiere en la cocina o el comedor. Se usa para las copas y vasos en algunos lugares, y permite que estén cerca en el comedor si así lo prefieres, para tenerlos a mano.

Hoy vamos a contarte algo sobre un aparador para la cocina o el comedor, como hemos dicho, puedes colocarlo donde tú quieras. Los aparadores pueden ser de regular tamaño y tienen cajones o armarios. En ellos además de la vajilla puedes guardar los manteles, vajillas y cuberterías. Son como hemos dicho grandes y medianos pero también anchos y bajos cuyo tablero superior también sirve para colocar lámparas u otros objetos de decoración como jarrones, marcos, velas, lo que tú quieras.

Con la modernidad de hoy, que permite que muchos muebles se usen en más de un espacio, los aparadores también son parte de la decoración de baños, en donde se guardan toallas, y otros objetos que sirven en el mismo. El que te presentamos hoy es un coqueto aparador marca Sjovik, en color blanco, que está conformado de 8 baldas, 6 de las cuales regulables. 2 cajones que se deslizan suavemente por guías con rodamientos con tope.

El tamaño de este aparador para el comedor o la cocina, es de ancho: 118 cm, fondo: 42 cm, altura: 160 cm y el peso máximo/balda: 20 kg, incluye bisagras. El mismo debe colocarse fijo contra la pared con un dispositivo de fijación que ya trae y en distintos  tipos de pared requiere diferentes herrajes. Los mismos no se incluyen. Al colocarlo hay que cuidar de volver a apretar los tornillos unas dos semanas después del montaje.

Es tan atractivo como fácil de mantenerlo, bastará con limpiar con un paño humedecido con una suave solución jabonosa, secar con un paño seco. Este  bonito aparador es parte de la propuesta de IKEA, seguro que encuentras más estilos visitando su web.

Imagen: IKEA