Cualquier elemento decorativo que hayamos elegido nosotros mismos inspirará en nosotros un sentimiento especial pues lo sentiremos más parte de nosotros, como parte de nuestra propia personalidad trasladada a nuestra casa. Cuando además ese objeto ha sido hecho a mano es mucho más, es parte de nosotros mismos.

Por eso nos gustan tanto las manualidades en Decoración 2.0, porque son un pedacito nuestro que queda en nuestro hogar, si además el algo bonito y dulce como este cuadro de pompones mejor que mejor.

Se trata de un cuadro de flores para decorar cualquier habitación, ya que los colores el tamaño y el estilo dependerán de nosotros. Necesitaremos un marco con una cierta profundidad, para que después las flores queden bien integradas en su interior.

Dichas flores están hechas a partir de pompones de lana que pueden hacerse de cualquier color para que encaje con nuestra decoración. Decoraremos el fondo del cuadro con algún motivo que nos guste, y elegiremos tanto el color de los pompones como el del marco.

Debemos conseguir tres alambres (o más si son más flores) que luego introduciremos en unos agujeros previamente hechos en cara inferior del cuadro, donde se sujetarán nuestras flores.

Cuando todo esté pintado, montado y colocado ahora sólo nos quedará buscar el sitio donde vamos a ponerlo.

Vía: LollyChops