Muchos de nosotros cuando pensamos en un loft podemos imaginarlo de estilo moderno. Algunas de las características serán grandes espacios, techos altos, muebles de estilo contemporáneo.

normal_lo

Pero hoy os traigo un perfecto ejemplo de que no siempre es así; este es un loft en el cual se mezcla una moderna estructura y algunas piezas clásicas. Una buen ejemplo de mezcla de estilos.

En la mayoría de estos casos puede tratarse de un espacio reciclado, industrial o doméstico, donde se aprovecha la estructura para crear este tipo de vivienda.

Como podemos apreciar hay preciosas piezas de estilo contemporáneo como los sillones o la cocina; reina el color blanco característico de una decoración minimalista. Sin embargo vemos también como en  cada uno de los espacios encontramos algunas antigüedades que hacen subir el nivel de contraste con el resto de la decoración.

La elección de conservar los techos y suelos de madera envejecidos es, sin duda, una bonita mezcla de estilos.

El dormitorio es bastante oscuro. Por ello el blanco, otra vez, se hace dueño de la estancia y tanto los cojines como el tapiz, que hacen de cabecero, son de aspecto clásico.

normal_l

En el comedor, aunque el mobiliario es moderno y el blanco es la base, podemos apreciar diversas antigüedades como el globo terráqueo o el marco del espejo.

normal_lof

El mismo aspecto tiene la cocina, aquí podemos ver como el frigorífico Smeg ayuda a dar este hermoso estilo.

normal_loftpie

Las escaleras son contemporáneas; hechas de finas láminas de metal, muy discretas. Apenas ocupan espacio y hacen contraste con el resto de la estancia en blanco.

normal_loftpiez

A modo de mesa auxiliar se ha colocado un estupendo baúl – me encanta la decoración con baúles-. Encima de este descansan dos jarrones.  Para descargar el peso visual, se ha colocado en una de las esquinas del loft.

normal_loftpieza