Para tener una decoración original no hace falta hacer grandes gastos de dinero ni un gran espacio, solo hay que saber administrar los espacios, tener claro el estilo que quieres seguir y el uso que se les va a dar.

Conociendo estos aspectos básicos puedes elegir entre infinidad de modelos, como por ejemplo este mural de varillas. Puedes encontrarlos en las tiendas, pero también puedes hacerlo tu mismo y presumir de diseño minimalista.

Está hecho con varillas de madera y perchas de pantalón.  Sólo nos hacen falta 6 varillas de madera del mismo largo, perchas de pantalón, ganchos de metal, clavos y un partillo.

El proceso sería el siguiente:

Empezamos haciendo el armazón, la estructura. Para ellos colocamos tres varillas en posición vertical y a la misma distancia una de otras y sobre ellas ponemos las varillas en horizontal, 3, 2 las que hayas pensado para tu creación. Lo importante de esta parte el clavar las varas horizontales con las verticales para que queden fijas unas con otras.

Una vez que están clavadas, lavamos algunos clavos en las varillas horizontales y de ellos colgamos las perchas. También podemos utilizar cáncamos para que las perchas tengan mayor sujeción. Preferiblemente irá apoyado en la pared con sujeción o sin ella. Si tenemos algún mueble delante que lo pueda sujetar no hará falta atornillarlo en la pared, pero si prefieres ocupar una pared entera es mejor que se agarre a la pared para evitar accidentes.

Ya sólo nos queda colgar de él las imágenes que más nos gusten.

Nota: sobre esta idea se pueden realizar muchas variaciones, con más varillas, diferentes posiciones, pared completa o media pared. Es cuestión de maña e imaginación.

Vía: imujer.com