Todos tenemos en casa algunas viejas prendas que no utilizamos, que ya están algo estropeadas o que simplemente han quedado un tanto desfasadas… Hoy, nuestra propuesta decorativa va enfocada a reciclar esas viejas prendas aparentemente inservibles, porque con ellas se pueden hacer cosas preciosas. Y como estamos en Navidad, ¿qué mejor que crear un bonito adorno navideño? Y en Navidad, ¿qué más tradicional que el clásico muñeco de nieve navideño?

Mira lo que puedes hacer con un viejo suéter:

muñeco de nieve

Es ideal, ¿verdad?

Pues bien, sólo necesitas, suéter que ya no utilices, tres pelotitas de goma-espuma de tres tamaños diferentes, algunos botones, algunas pequeñas cuentas y un poco de alambre.
Y se trata simplemente de forrar las tres pelotitas con el suéter. Una vez forradas, debes unirlas colocándolas de manera decreciente (más pequeña arriba, mediana en el centro y la pelota más grande abajo) y para que se sujeten sólo tienes que clavarlas por el centro en un alambre. La base ya está lista, el resto son sólo los detalles del muñeco de nieve. Coloca dos pequeñas cuentas a modo de ojos, algunos botones como si llevara una camisa y un alambre que cruce el muñeco de manera horizontal a modo de brazos y da forma a un pequeño sombrero con el alambra y colócalo en la cabeza del muñeco. Y si quieres, con un pequeño retal puedes ponerle también una bufandas ¡Listo!

Precioso, con mucho encanto y además económico… ¿No te parece un muñeco ideal para decorar la casa en Navidad?