Hoy en Decoración 2 . 0 te contamos cómo añadir un poco de dulzura a tus regalos… y no es con azúcar! Si te encanta el reciclaje y tienes muchas botellas de plástico en casa, hoy nos encantará enseñarte una práctica y bella idea donde ubicar los pequeños regalos.

Ahora con las Navidades, somos muchos a los que nos encanta obsequiar a los demàs, por ello te dejamos una bonita sugerencia que seguro te va a encantar. Además de económica, es una opción interesante para reciclar todas las botellas que no nos valgan.

En este caso vemos cómo, con una botella, se ha creado una especie de estuche para ubicar algún detalle dentro y regalarlo al ser querido. En su interior podemos introducir dulces, caramelos, chocolatinas, unos calcetines, un tanga… o todo lo que se te ocurra… además es práctico y queda como una atractiva manzana.

Los materiales que vamos a necesitar serán algunas botellas de plástico, pequeñas ramas, trozos de tela de color rojo o papel seda en este color, además necesitaremos también fieltro en color verde, en dos tonos de verde si es posible, algo de cinta, una perforadora, pegamento caliente y un cúter.

Lo primero que vamos a hacer es recortar los fondos de dos botellas de plástico, esto lo haremos con un cuchillo  o un cúter. Luego empareja con una tijera los bordes, para no cortarnos. Recorta hasta lograr el alto que quieras.

Seguidamente  recortamos un trozo de palo, por ejemplo un trozo de lápiz o un trocito de rama y lo pegamos con silicona caliente justo en la zona superior de uno de los dos fondos cortados…. esto simulará el tallo de la manzana.

Después utilizamos la perforadora para realizar cuatro agujeros en cada botella… recuerda hacer dos de un lado y dos del otro… esto servirá para poder pasar la cinta y así armar la manzana.

Una vez que pases la cinta por los agujeros, estas nos servirán para hacer de bisagra y así poder abrir y cerrar sin complicación la manzana.  Por último elige qué quieres ubicar dentro y envuelve esto en la tela roja o papel de este color. Introduce el regalo y cierra la manzana con cinta!

Para acabar, si quieres, puedes recortar en fieltro o cartulina las hojas de la manzana y pegarlas a la rama.