Tener una mente abierta, en cuestión de decoración, nos brindará multitud de opciones para esa habitación, el salón, la cocina… o quizás ese rincón tan especial. No es necesario gastar cantidades ingentes de dinero para crear espacios elegantes, cómodos, cálidos… etc.


En esta ocasión os proponemos una magnífica idea con la que decorar nuestro rincón favorito. Simplemente con una hermosa silla y un jarrón tenemos todo para comenzar.

Esta propuesta es perfecta para lugares en colores neutros. Una magnífica idea que nos ayuda a aportar ese toque de color  y alegría que buscamos. Busca un rincón de tu hogar, si puede ser iluminado mejor aun. Coloca, en este lugar, una hermosa silla… no importa tanto el color o acabado de la misma… esta vez buscaremos líneas, formas y diseños llamativos. Piensa en los detalles de la silla que hemos seleccionado.

Ahora solo resta ubicar en el rincón esta silla y sobre ella un precioso jarrón en esta ocasión pintado de blanco, pero puede ser de cristal o un bonito vaso. La transparencia juega con la luz aportando el dinamismo que nos faltaba. Las flores que ubiquemos, además, aportarán la nota de color.

Si te encanta la decoración romántica, esta es una sencilla idea con la que podemos decorar ambientes cálidos y elegantes. Recuerda que la silla podrá ser también en color blanco, ya que la nota de color la pone la misma flor… no obstante también podemos ubicar una bonita silla con un color que haga contraste con el resto de la estancia.

Por último comentaros que podemos sustituir el jarrón por algún detalle que nos llame la atención. Por ejemplo podemos ver cómo en esta imagen han sustituido este detalle por unos curiosos libros y el color verde de la silla se convierte en el protagonista de la estancia.


Visto en: Decoración.in

Imágen: patchworkharmony.blogspot.com