¿A quién no le gusta el buen tiempo?. Disfrutar del Sol y de una temperatura agradable es un placer que, la inmensa mayoría adoramos.

Lo sé, sé que el buen tiempo aún se nos antoja, a todos, demasiado lejos. Sin embargo, al toparme con esta la idea que a continuación te voy a mostrar no pude resistirme a compartirla contigo.

Mientras esperas ansioso la llegada de la temporada primaveral recordando las tardes de sol, toma papel y lápiz y anota muy bien…

Lo cierto es que el buen tipo en general, nos suele encantar: disfrutamos más de los días, nos incita a relacionarnos más, estamos de mejor humor… Claro, algún aspecto negativo tenía que tener y, lo cierto es que en determinadas horas, se hace insoportable disfrutar del Sol sin una protección. Aunque, un buen toldo podría evitar esta molestia, ¿no?.

toldo

Si quieres un toldo económico y efectivo que te permita disfrutar del buen tiempo en tu jardín o terraza, estos son los materiales que vas a necesitar:

  • Tejido pesado (a ser posible de colores claros)
  • Dos palos del mismo tamaño
  • Dos macetas o recipientes (de tamaño razonable para sujetar los palos que a su vez sujetarán el tejido)
  • Cemento
  • Alcayatas
  • Pintura en spray

Estos son los pasos que debes seguir para realizar tu toldo:

  • Con la pintura en spray pinta del color deseado los recipientes y los palos
  • Haz un agujero en la parte inferior de los recipientes (debe ser del ancho exacto de los palos
  • Prepara la mezcla de semento y colócala en el recipiente (tapa el agujero para que no se salga)
  • Antes de que el semento seque, introduce el palo en el centro (debe coincidir con el agujero que habías hecho en la parte inferior de los recipientes). Se trata de que el cemento quede con un hueco por el que meter el palo, de esta manera quedará bien sujeto.
  • Clava una alcayata en la parte superior de los palos
  • Haz un agujero en dos extremos de la tela (en los extremos que van a ser sujetos por los palos)
  • Finalmente coloca los recipientes en el lugar donde quieres ubicar tu toldo e introduce los palos
  • Clava a la pared dos extremos de la tela
  • Los otros dos extremos debes engancharlos a los palos

Listo. Así de fácil.

Lo mejor de esta idea es que, cuando quieras puedes quitar tu toldo fácilmente.