Hay que ver, con un poco de imaginación y ganas, ¡la de cosas tan maravillosas que se pueden llegar a hacer!  Adolf Loos es un original diseñador que, inevitablemente atraído por el diseño de las lámparas del siglo XX, ha dado forma, “vida” y creación a Edison Chandelier… o en mi castellano – la Araña Edison


Esta exitosa lámpara recoge en sí misma la idea de un nuevo concepto; el concepto de lo básico solo cables y bombillas. La lámpara es realmente sorprendente y su atractivo precisamente radica en que su estética se encuentra basada en, simplemente, lo esencial de la iluminaciónEdison Chandelier llama enormemente la atención.

Adolf Loos cogió unos cuantos cables… unas cuantas bombillas y algunos enchufes para dar a luz a esta fabulosa ¡lámpara de techo!… sé que lo estáis pensando ¿queréis hacer una?

¿Una Araña en mi techo?

Sinceramente no creo que sea demasiado complicado… ya sabéis con un poco de ingenio y destreza se puede lograr casi cualquier cosa. Lo más importante es que si quieres adquirir esta curiosidad decorativa puedes entrar en la web de Pottery Barn La página se encuentra en inglés, pero ¡no te preocupes! solo has de poner, en el buscador de la propia web, el nombre de la lámpara y te saldrá ahí con todas sus características y por supuesto su precio… de 399 dólares.

Con Edison Chandelier podrás decorar prácticamente cualquier estancia de la casa. Sus dimensiones, en pulgadas, son:

De diámetro: 5,5 “

De largo: 50,5”

Largo de los cables: 46”

¿Una Araña en mi techo?Edison Chandelier se encuentra hecha en hierro; los soportes de los cables que van al techo son hechos en bronce. Las bombillas son claras y de gran tamaño; estas no esconden sus filamentos con embellecedores  ajustándose, de este modo, al concepto básico de iluminación.

Por su constitución Edison Chandelier tiene la singular característica de que puedes personalizarla tal como desees, ya que cada soporte de cada uno de los cables puedes ponerlos como quieras de esta forma darás al a tu lámpara un aspecto diferente y sobretodo  particular. ¿Qué os parece?

¿Una Araña en mi techo?

Compartir