A pesar de lo avanzado de las tecnologías y las comunicaciones todavía hay zonas del mundo a las que no llega la electricidad y por tanto no puedes disponer de muchas comodidades como pueden ser tener electrodomésticos para lavar o cocinar, luz eléctrica, etc…

Sin embargo poco a poco surgen alternativas “verdes” con las que esas comodidades se pueden disfrutar aún si tener tendido eléctrico. En los últimos años se están realizando multitud de investigaciones sobre los tipos de bombillas para conseguir que consuman cada vez menos energía sin comprometer la calidad y la cantidad de luz. A España hace poco llegaron las bombillas de bajo consumo  pero estas que encontramos hoy son muchos mejores porque toda la energía la obtienen del sol.

Están creadas por la empresa Nokero y se trata del modelo N100, la primera bombilla que utiliza solamente energía solar para funcionar. Durante el día obtiene la energía del sol y la emplea por la noche o cuando se encienda.  Su tamaño es el de una bombilla normal y funciona a través de unos pequeños paneles solares instalados en su estructura, fabricada en plástico para que no le pase nada en caso de mojarse y para que se muestre resistente al sol.

Cuenta con una batería NiMH que garantiza un funcionamiento de cuatro horas máximo cuando está totalmente cargada. Si la bombilla se mantiene todo el día fuera, funcionará un mínimo de dos horas, aunque dependerá de la latitud, el clima y la luz del día. Cierto es que no son demasiadas horas, pero siendo el primero modelo no podemos pedir mucho más, seguro que los futuros modelos son más resistentes.

También te puede interesar:  Lámparas que se activan con el viento

La vida de estas bombillas se ha establecido entre 50 mil y 100 mil horas, con lo cual tenemos para unos cuantos años.

Más información: Nokero

Vía: hipertextual.com

Compartir