Ahora puedes descubrir cómo decorar con besos cualquier espacio de casa. Consigue un ambiente romántico y acogedor en cualquier lugar, ¡fácil y económico!

Siempre me ha gustado la decoración sencilla y mucho más aquella que nosotros mismos elaboramos. ¿Por qué? creo que la esencia de lo que uno hace es el mejor sello de identidad que puede tener cualquier objeto, y más, cuando se trata de objetos de decoración.

¿Hay algo que sea más personal que un beso? Un beso es como una huella dactilar, es nuestro sello de que lo que hemos hecho es nuestro. Por eso, hoy quiero contarte algunas ideas prácticas para decorar con besos de manera económica, sencilla y práctica. Necesitaremos, en la mayoría de los casos, aquellos materiales que tengamos por casa. ¡Y decora cualquier espacio con tus besos!

decorar con besos

Marco con besos, ¡de verdad!

No hay manera más bonita de empezar a decorar un espacio con detalles románticos y acogedores que dan calidez a un hogar, como con un marco decorado ¡con besos! Ideal para un regalo que queramos hacer a alguien especial, o simplemente para dar un toque chic a cualquier lugar de nuestra casa.
Además, es facilísimo de hacer, sólo necesitaremos un folio y cartulina, muchos pinta labios y un marco para después poder enmarcar los besos.
Puede ser una manualidad divertida, podemos hacerla con niños, juntar diferentes tamaños, diferentes colores… ¡Dejamos volar nuestra imaginación! Es una idea muy original que dará un toque de color a nuestro hogar.
En primer lugar sacamos el tamaño que vayamos a elegir para nuestro marco, también podremos elegir el fondo del marco de otro color que no sea blanco, aunque será el más apropiado por los tonos de los pinta labios que resaltarán más sobre fondo blanco o negro; y ahora sólo tenemos que pintarnos los labios y plasmarlos en el folio, ¡una tarea nada complicada y muy divertida que puede dar mucho juego! Además, nuestra propuesta de hoy es que hagáis más de uno, para que quede más completo. ¡Decorar nunca fue tan divertido!
Fuente: Lady Framboise
Fuente: Lady Framboise

Cómo hacer un cojín en forma de beso o corazón

Si te gusta decorar el dormitorio o salón con ideas acogedoras, ¡esta es una de las mejores! Tenemos la posibilidad de hacer, nosotros mismos, una gran cantidad y variedad de formas de corazón para colocar cojines en cualquier lugar, en la cama o en el sofá donde nos gusta descansar. Es muy sencillo de hacer y no os llevará mucho tiempo. Vamos a necesitar:

  • Tijeras
  • Fieltro de color rojo
  • Relleno
  • Silicona
  • Folio

Cogemos el folio y lo doblamos por la mitad para hacer la forma del corazón perfecto y para que quede simétrico. Recortamos el corazón, ponemos la figura encima de la tela de fieltro y vamos recortando poco a poco. Recordad que necesitamos dos trozos de tela por un cojín.

Vamos a ir poniendo silicona en los bordes de nuestra forma de corazón, aunque podéis coserlo si se os da bien. Es importante recordar que debemos dejar una pequeña abertura para introducir el relleno cuando esté seco. Dejamos secar la silicona durante al menos 10 minutos y vamos introduciendo el relleno poco a poco. Cuando hayamos acabado, volvemos a pegar la abertura que dejamos. ¡Listo! Lo mejor de todo es que podemos hacer diferentes tamaños y colores, además podemos hacer la forma del beso también. ¡Me encanta!

Cómo hacer un cuadro minimalista con besos

  • Cartón
  • Papel de periódico
  • Tijeras
  • Plantilla
  • Cinta adhesiva
  • Pintura

Comenzamos recortando la plantilla que tenemos del beso. Podemos dibujarlo nosotros mismos o podemos buscar la imagen en Internet, ¡hay muchas! Cogemos el A continuación vamos a forrar el cartón con papel de periódico, ponemos la plantilla sobre el papel de periódico y volvemos a calcar la imagen. Es el momento de empezar a pintar todo el exterior del beso.

Por último, vamos a elaborar una especie de caja con los cartones que nos han sobrado. Es importante que tengan las mismas medidas que las del cuadro para que puedan coincidir. Pegamos la cajita con los restos y con la ayuda de la silicona. Esperamos que se seque y volvemos a pintar de negro. Cuando esté seco por completo, vamos a pegar nuestro cuadro con el beso en la parte superior y en cuestión de una hora, estará listo para colgar. Es muy original y queda estupendo para decorar cualquier espacio de casa.

Existen muchas maneras de poder decorar un espacio con un toque personal. Tenemos que saber que cuando hacemos manualidades, no solo estamos sacando nuestro lado más artístico a relucir sino que además, vamos a decorar el hogar con algo nuestro y con lo que podemos sentirnos orgullosos. No hay duda de que estas manualidades hechas con besos (artificiales y reales), llevan un poco de nosotros, de nuestra personalidad. ¿Cómo decorarías un espacio con besos?